El oscuro borde de la luz II (fotos y microrrelatos)

Las paradojas del caminante

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 26 marzo, 2010

.

Las paradojas del caminante.- Hay caminantes de la lluvia. Hay caminantes de caminos borrados. Hay caminantes que dan vueltas sin moverse de un punto. Hay caminantes de la piel. Hay caminantes funámbulos que caminan por la cuerda floja. Hay caminantes hiperbólicos. Hay caminantes imaginarios que caminan sobre sus sueños. Hay caminantes que llegan antes de partir. Hay caminantes que no llegan a ninguna parte. Hay caminantes virtuosos y caminantes virtuales. Hay caminantes que se bifurcan con los caminos. Hay caminantes cualitativos y caminantes cuantitativos. Hay caminantes que nunca regresan porque nunca partieron. Hay caminantes de un solo camino. Hay caminantes que siempre están pensando en regresar. Hay caminantes a los que les cierran todas las puertas. Hay caminantes que caminan toda la vida. Hay caminantes que no hacen camino al andar. Hay caminantes de una belleza tal, que mueren en el camino. Hay caminantes de la noche y del dolor. Hay caminantes que sólo les interesa el camino. Hay caminantes sedentarios. Hay caminantes que siempre toman el camino contrario. Hay caminantes de los libros. Hay caminantes alucinados que descubren caminos ignotos. Hay caminantes de caminos caminados. Hay caminantes del tiempo. Hay caminantes que llegan a sitios que no existen. Hay caminantes insomnes que caminan en cayucos. Hay caminantes que llevan en sus pies el horizonte. Hay caminantes obligados a caminar. Hay caminantes del conocimiento. Hay caminantes que han andado todas las veredas. Hay caminantes que no caminan. Hay caminantes elípticos que describen círculos extraños. Hay caminantes que caminan hacia detrás. Hay caminantes de los puntos cardinales. Hay caminantes que se caminan a sí mismos. Hay caminantes desolados porque no hay caminos. Hay caminantes transparentes que van a Comala. Hay caminantes de todos los exilios. Hay caminantes de andar por casa. Hay caminantes perdidos y otros que se pierden. Hay caminantes del patio de la celda. Hay caminantes sin sombra y otros que la abandonan. Hay caminantes de calles empedradas de oro. Hay caminantes del beso y de la muerte. Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: