El oscuro borde de la luz II (fotos y microrrelatos)

Berodes

Posted in Naturaleza by Juan Yanes on 19 julio, 2010

.

Relatos Mínimos

Berodes.- Desde la claraboya del granero se contemplaba el mundo. Un mar embravecido de tejados cubiertos de cientos de berodes servía de pasto inicial a la mirada. ¡Ah, los berodes! “Humildes plantas que hacen como un bosque diminuto, liliputiense, en los tejados, decorativo y simbólico”, que decía don Miguel de Unamuno, que hablaba con mucha suficiencia de nosotros, los islotados, en esa etnografía fantástica que es Por tierras de Portugal y España. En ocasiones nos arriesgábamos por el caballete del tejado, a horcajadas, para alcanzar la visión entera de aquel interminable bosque de Liliput, que era nuestra infancia. Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

Anuncios

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Juan Garcia said, on 23 julio, 2010 at 1:32

    Una de las más bonitas fotos de verodes que he visto en mi vida. Felicidades.
    Pero incordiando, como siempre, planteo la pregunta: ¿cuál es la grafía correcta para este grupo de plantas?. He buscado en el diccionario de la Real Academia Española y no aparece ni con be ni con uve…
    Yo siempre la he escrito con v pero he encontrado textos en que aparece con b (aunque siempre de personas de la provincia oriental…).
    A tí que te gustan las cuestiones del lenguaje, quizá se te ocurra alguna posible explicación.
    Un saludo ( y muy bonita la foto de Charo S., la del reflejo en la ventana)

    • JUAN YANES said, on 24 julio, 2010 at 1:59

      Gracias Juan por los piropos. Sobre nuestros queridos “berodos o verodes o veroles…”. Yo lo he visto también de las dos maneras. Lo que no sabía es que una es de las Canarias orientales y otra de las occidentales. No viene, es una pena, en el Dic de la RAE. Miro del Diccionario de Canarismos de Antonio Lorenza, Marcial Morera y Gonzalo Ortega y vienen las dos ortógrafías. En el Tesoro lexicográfico del español en Canarias, de Cristobal Corrales, et al., se repiten las dos ortografías. Esta entrada es magnífica, de una erudición envidiable… Leo las formas: verole, veró, verol, veroi y veroy, verodillo, veroe… En fin, a mí lo que me admira es que sigan saliendo en los tejados de La Laguna y algunos pueblos del norte, así como en algunas laderas muy húmedas del Monte de laurisilva de Las Mercedes. Un abrazo. JUAN


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: