El oscuro borde de la luz II (fotos y microrrelatos)

Cola del dinosaurio que todavía estaba allí

Posted in Árboles y flores by Juan Yanes on 1 agosto, 2010

.

Nanoensayos

Todo empezó la mañana en que Augusto Monterroso se sentó eufórico en su mesa de escribir y pensó, ‘voy a llenar de monstruos los microrelatos’. Cogió el lápiz, miró al techo a ver si había alguna mosca vigilando y cuando la que estaba de guardia se despistó, escribió El dinosaurio. A partir de ese momento, los microrelatos se poblaron de dinosaurios de todos los tamaños. Un amigo que vivió mucho tiempo en México, me contó una cena con el autor en la que alguien le preguntó: “Maestro, usted en su famoso cuento del dinosaurio, ¿por qué dice ‘Cuando ella despertó, parece que el dinosaurio todavía estaba allí?”. A lo que el maestro respondió: ‘Hombre, ha convertido usted mi cuento en una novela. Sobra el ‘ella’ y el ‘parece que’. El mío sólo tiene siete palabras y no nueve’. La historia de cómo Augusto Monterroso, al despertar, se convirtió en un dinosaurio, podríamos resumirla, más o menos, así:

Primer Dinosaurio

El dinosaurio.- Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí. Augusto Monterroso

Después vinieron todos los demás

El dinosaurio.- Cuando despertó, suspiró aliviado: el dinosaurio ya no estaba allí. Pablo Urbany

Los dinosaurios, el dinosaurio.- Cada soñador (¿o habrá que decir durmiente?) tiene su dinosaurio, aunque lo común es que no lo encuentre al despertar. Soñadores impacientes despiertan siempre antes de que sus dinosaurios lleguen y dinosaurios impacientes siempre se van antes de que sus soñadores despierten. Lo admirable del cuento de Monterroso consiste en presentar el único caso en que el tiempo del soñador coincidió con la paciencia de su dinosaurio y la impaciencia de un considerable número de lectores. Raúl Brasca

El dinosaurio educado.- Cuando despertó, el dinosaurio le dijo: “Buenos días”. Fabián Vique

La culta dama.- Le pregunté a la culta dama si conocía el cuento de Augusto Monterroso titulado “El dinosaurio”. —Ah, es una delicia —me respondió—, ya estoy leyéndolo. José de la Colina

Cien.- Al despertar, Augusto Monterroso se había convertido en un dinosaurio. “Te noto mala cara”, le dijo Gregorio Samsa, que también estaba en la cocina’. José María Merino

Otro dinosaurio.- Cuando el dinosaurio despertó, los dioses todavía estaban allí, inventando a la carrera el resto del mundo.Eduardo Berti

Homenaje a Monterroso.- Cuando el tiranosuario rex despertó, el dinosaurio ya no estaba ahí. Grabriel Giménez Eman

Sin título.- Cuando despertó, todavía estaba consigo mismo. Guillermo Samperio

El corrector.- Cuando enmendó, la herrata todavía estaba allí. José Muñoz Vargas

El descarado.- Cuando plagió, el copyright todavía estaba allí. José Muñoz Vargas

El dinosaurio.- El dinosaurio estaba ya hasta las narices. Hipólito G. Navarro

La excepción a la regla.- Cada vez que en un microrrelato aparece la palabra dinosaurio, el lector avisado recuerda: Monterroso; y aunque espero que este sea la excepción a la regla, presiento que ya es tarde. Julio Ricardo Estefan

Monterroseana.- Eres la hembra de mis sueños -le dijo con voz trémula. A ella le saltó el corazón, pero siguió comiendo. Cuando despertó, el dinosaurio estaba allí, solo, cegado por la gran bola de fuego. Era el fin de un período y el comienzo del fútbol. Lilian Elphick

Versión trágica del dinosaurio.- Nunca despertó. C. Cortés Amador

.

Visto lo visto, me vi forzado por las circunstancias a escribir algunas parodias del famoso cuento. No son demasiado afortunadas, pero forman parte del rito de iniciación en la microficción. Así que va la primera: ‘Cuando despertó, habían desaparecido todos los dinosaurios de la faz de la tierra. Acababa de estrellarse el gigantesco meteorito que los exterminó’. Ante el riesgo de poner en peligro esta delicada especie (literaria) hice otra, menos apocalíptica: ‘Cuando ella [yo siempre he creído que la persona que se despierta es una mujer] despertó, le dio un beso al dinosaurio, que todavía estaba allí, y se convirtió en un apuesto y gentil Monterroso’. Esta me pareció más amable con el sonrosado padre del género. Y la última parodia del repertorio, para no extenuarlos: “Cuando despertó, vio los ojos de asombro de los niños que miraban fascinados al dinosaurio, que todavía estaba allí’. Augusto Monterroso empezaba a estar un poco cansado de que juguemos a ser Augusto Monterroso. ¿Y los dinosaurios?: ‘Cuando ella despertó, los dinosaurios siguieron durmiendo porque estaban exhaustos’.

 Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

Anuncios

7 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Lilian said, on 2 agosto, 2010 at 14:27

    Genial la recolección de colas de dinosaurio.

    Este lo escribí para el Mundial:

    Monterroseana

    Eres la hembra de mis sueños -le dijo con voz trémula. A ella le saltó el corazón, pero siguió comiendo. Cuando despertó, el dinosaurio estaba allí, solo, cegado por la gran bola de fuego. Era el fin de un período y el comienzo del fútbol.

    Abrazos
    Lilian

    • JUAN YANES said, on 4 agosto, 2010 at 11:48

      Lo incluyo. Es precioso. Gracias, JUAN

  2. […] Mira otros Dinosaurios o Monterrosos o Dinorrosos o Montesaurios […]

  3. Goos Fraba said, on 6 mayo, 2012 at 0:11

    Gracias por la información: la anécdota, la colección de parodias de El Dinosaurio, entre ellas, las tuyas:

    Y cuando Tito despertó, su “El dinosaurio” todavía estaba allí, sólo que detrás de “El emigrante”.

  4. Juan Yanes said, on 6 mayo, 2012 at 0:39

    Gracias. Sigo coleccionando dinosaurios… la de Tito no la sabía.

  5. […] Dinosaurier-Texte gibt es auf dem Blog El oscuro borde de la luz und die ganze Wahrheit über den dinosaurio bei la mirada […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: