El oscuro borde de la luz II (fotos y microrrelatos)

El nihilista

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 10 septiembre, 2010

.

El nihilista

El nihilista leyó, ante el público congregado, el manifiesto. En todos los pueblos que conozco hay siempre uno o dos nihilistas. Eso es bueno porque ser nihilista sirve no sólo para leer manifiestos cada cierto tiempo, sino para hacer una especie de catarsis colectiva. El nihilista, subido en el estrado, comenzó la lectura. Primero el título, Contramanifiesto total. Después el texto: «No quiero salvar a nadie. No quiero que nadie me salve. Nadie tiene que salvarse de nada. Todos estamos condenados por algo que no hemos hecho. No soy representante de nadie. No quiero representar a nadie. No quiero que nadie me represente. No me siento parte de ninguna institución de este país. No creo en los países ni en las patrias ni en las instituciones. No quiero llevar ninguna bandera. No quiero dejar huella. No quiero convencer a nadie de las cosas en las que creo y de las cosas en las que no creo. No quiero jugar a ser un hombre de acción ni de principios. Odio ese tipo de divisiones de la vida de la gente. No creo en nada, no hay nada en lo que creer. Nadie cree en nosotros. No hay nada, ni más allá, ni más acá. La vida no tiene finalidad alguna. Es un absurdo. Comprender esto es el principio de la sabiduría. Las cosas que hacemos no están sujetas a ningún tipo de finalidad. No creo en la trampa de los fines. No hay porqués. Todo sucede de manera aviesa, manejado por fuerzas que no vemos. Dios es el azar. No quiero que nadie me consuele. El consuelo es una forma de degradación, prefiero que me escupan. No hay piedad. La vida es una comedia insoportable, no nos merecemos la TRAGEDIA».

 ¿Y cuándo te pegas el tiro? preguntó uno.

 Esa exquisitez respondió el nihilista no conviene desperdiciarla. Yo me he suicidado varias veces a lo largo de mi vida y la experiencia me dice que es conveniente retrasarla lo más posible porque es la última carta que tenemos en la manga. No sirve realmente para mucho, pero impresiona bastante al público en general.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

Anuncios

El poder y su sombra

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 10 septiembre, 2010

Estatua ecuestre de Ramón Berenguer III el Grande. Via Laietana en la Ciudad Vella de Barcelona. Obra de Josep Llimona  

.

.

.

.

.

.

.

Juego

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 10 septiembre, 2010

 

.

Juego. Si los niños juegan para prefigurar el mundo que se les viene encima, los adultos lo hacen para conjurar la muerte. Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.