El oscuro borde de la luz II (fotos y microrrelatos)

La buena educación

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 19 septiembre, 2010

.

La buena educación

La buena educación le había llenado la cabeza de chatarra. Eso es normal en un país que ha tenido doscientas mil reformas educativas por minuto, en los últimos cuarenta años, sin gastarse un duro. O sea, un sistema educativa lleno de chatarra genera una cantidad inconmensurable de cerebros llenos de chatarra. “Los sistemas educativos chatarra”, trasmiten conocimientos inútiles e incomprensibles que van siendo depositados poco a poco en el interior del bidón, magín, coco, velillo, caletre, mollera o cacumen del sujeto o de la sujeta, sin que el sujeto o la sujeta comprenda nada, ni sepa cuál es su utilidad y qué relación guardan esos objetos entre sí. “Los sistemas educativos chatarra”, se encargan de sujetar a los sujetos para que no se muevan mientas se les llena la cabeza de chatarra: por el hecho mismo de ser sistemas de inoculación, son sistemas de control social. El sujeto o la sujeta, lo único que siente, al final de su escolaridad, es un peso insoportable en la chola que le lleva a odiar la lectura, el estudio, el conocimiento, el saber, los saberes, los libros, las bibliotecas, las editoriales, los profesores y todo lo que suene a comedura de coco. La chatarra acumulada no se puede sacar de la cabeza de esos sujetos. Se queda ahí para siempre. Para solucionar este gravísimo problema se ha intentado la utilización de  métodos audaces, como el de emplumar a los responsables de tantas reformas (que han ganado una pasta gansa durante un montón de años, dicho sea entre paréntesis): ministros, subsecretarios, directores generales, comisiones parlamentarias de educación, asesores, expertos, consejeros de educación y toda esa fauna multiforme de mercenarios infiltrados. Imposible. El único método experimentado con éxito, hasta el momento, consiste en cortar la cabeza de los sujetos afectados… total, no sirven para nada y lo único que hacen es engordar las cifras de paro. Eso sí, hay que hacerlo con educación.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: