El oscuro borde de la luz II (fotos y microrrelatos)

Silencio

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 14 septiembre, 2010

.

.

.

.

.

.

.

Anuncios

Premonición del otoño

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 13 septiembre, 2010

.

.

.

.

.

.

.

Estética de la basura

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 13 septiembre, 2010

.

.

.

.

.

.

.

El Demonio de Maxwell

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 13 septiembre, 2010

.

El demonio de Maxwell.- Había imaginado un ingenio que permitía partirle el espinazo, por decirlo de alguna manera, a la segunda ley de la termodinámica. El aparato podía detectar, seleccionar y mezclar moléculas calientes o frías a voluntad. Pero James Clerk Maxwell, su inventor, quiso ir más allá y aplicarlo sistemáticamente a la eugenesia de la especie humana. El resultado fue apocalíptico, por decirlo de alguna manera. Como la distribución del deseo sexual no dependía de ser varón o hembra, de tal manera que unos fueran caliente y otros fríos, ni era constante a lo largo del tiempo, ni de la vida, ni la sexualidad humana estaba sometida a ciclos invariables, ni a unidades mensurables, la máquina tuvo que ser readaptada para que pudiera hacer frente al fenómeno tan sumamente complicado y original de la sexualidad humana. El problema era que la máquina producía aumentos irreversibles, constantes y extraordinarios del deseo. El deseo no dejaba de crecer. Durante un período de tiempo la gente se sentía portentosamente bien, y el número y la calidad de concúbitos, por decirlo de alguna manera, aumentaba exponencialmente. Pero cuando los niveles de deseo sobrepasaron ciertos límites, la vida se hizo imposible. La situación actual es realmente extrema. El planeta Tierra está a punto de explotar, por decirlo de alguna manera, si es que no lo ha hecho ya por la expansión ilimitada del deseo. Juan Yanes  

.

Fotografías del laboratorio de Maxual en la Universidad de Aberdeen, Escocia, con las moléculas de gas encendidas y andando por el techo al buen tuntún. Los niveles de entropía, como puede verse, por los suelos.

.

.

.

.

.

.

.

Los mensajes de la botella

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 12 septiembre, 2010

.

.

Estas imágenes estaban en el escaparate de una tienda de camisetas, este verano, en Bruselas. Había una muy buena con una foto de Benedito XVI o XVII (que ya he perdido la cuenta) y la utilización de condones, pero me salió movida, lógicamente.

.

.

.

.

.

.

.

Declaración de amor

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 12 septiembre, 2010

.

.

Declaración de amor.- No sé cómo decírtelo, amor mío, pero en el siglo XVI los sin papeles, resulta que tampoco tenían alma. Iban sólo con el cuerpo desnudo por dentro, como tú y yo, arrimando afectos contra el frío. Juan Yanes
.


.

.

.

.

.

.

.

Descansando con la piba

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 11 septiembre, 2010

.

.

.

.

.

.

.

Es la economía, estúpido

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 11 septiembre, 2010

.

.

.

.

.

.

.

Los mensajes de la botella

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 11 septiembre, 2010

.

Ellos velan por nosotros

¡Qué seguridad tan grande da el que los bancos velen por nuestros intereses con tanto esmero!

 

El cartel dice algo así como: “Vigilar sus ahorros, es nuestra garantía”

 

¿Te quedas sin blanca en cualquier rincón del mundo?  No-hay-pro-ble-ma. ¡Allí están ellos para prestarte lo que te haga falta! Los bancos tienen, eso: “vocación de servicio” (que decían los de Falange Española y de las JONS)

.

.

 Da gusto vivir a

Tendría que haber más bancos. Sí, más bancos. Todas las primeras plantas de todos los edificios deberían ser bancos. Sí, muchos, muchos, muchos bancos. 

.

.

.

.

.

.

.

.

El nihilista

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 10 septiembre, 2010

.

El nihilista

El nihilista leyó, ante el público congregado, el manifiesto. En todos los pueblos que conozco hay siempre uno o dos nihilistas. Eso es bueno porque ser nihilista sirve no sólo para leer manifiestos cada cierto tiempo, sino para hacer una especie de catarsis colectiva. El nihilista, subido en el estrado, comenzó la lectura. Primero el título, Contramanifiesto total. Después el texto: «No quiero salvar a nadie. No quiero que nadie me salve. Nadie tiene que salvarse de nada. Todos estamos condenados por algo que no hemos hecho. No soy representante de nadie. No quiero representar a nadie. No quiero que nadie me represente. No me siento parte de ninguna institución de este país. No creo en los países ni en las patrias ni en las instituciones. No quiero llevar ninguna bandera. No quiero dejar huella. No quiero convencer a nadie de las cosas en las que creo y de las cosas en las que no creo. No quiero jugar a ser un hombre de acción ni de principios. Odio ese tipo de divisiones de la vida de la gente. No creo en nada, no hay nada en lo que creer. Nadie cree en nosotros. No hay nada, ni más allá, ni más acá. La vida no tiene finalidad alguna. Es un absurdo. Comprender esto es el principio de la sabiduría. Las cosas que hacemos no están sujetas a ningún tipo de finalidad. No creo en la trampa de los fines. No hay porqués. Todo sucede de manera aviesa, manejado por fuerzas que no vemos. Dios es el azar. No quiero que nadie me consuele. El consuelo es una forma de degradación, prefiero que me escupan. No hay piedad. La vida es una comedia insoportable, no nos merecemos la TRAGEDIA».

 ¿Y cuándo te pegas el tiro? preguntó uno.

 Esa exquisitez respondió el nihilista no conviene desperdiciarla. Yo me he suicidado varias veces a lo largo de mi vida y la experiencia me dice que es conveniente retrasarla lo más posible porque es la última carta que tenemos en la manga. No sirve realmente para mucho, pero impresiona bastante al público en general.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

El poder y su sombra

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 10 septiembre, 2010

Estatua ecuestre de Ramón Berenguer III el Grande. Via Laietana en la Ciudad Vella de Barcelona. Obra de Josep Llimona  

.

.

.

.

.

.

.

Juego

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 10 septiembre, 2010

 

.

Juego. Si los niños juegan para prefigurar el mundo que se les viene encima, los adultos lo hacen para conjurar la muerte. Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

El naturalista mórbido

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 9 septiembre, 2010

.

El naturalista mórbido.- Un grillo cric cric al hombre le gusta el canto del grillo cric cric la naturaleza cric cric su condición canora cric cric el grillo es un pájaro que canta con su cric cric rascando la barriga de la noche cric cric atravesando el tímpano de la luna cric cric al hombre se le mueve alguna fibra cric cric el sonido va creciendo cric cric cric los ojos del hombre se llenan de música cric cric cric cric de élitros cric cric cric cric cric ¡éxtasis! cric cric cric cric cric cric… se posa en su venta cric cric el hombre sonríe cric cric se acuesta arrullado por el cric cric intenta dormir cric cric imposible dormir cric cric se levanta cric cric se acerca a la ventana cric cric: plaf plaf. Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

El viaje

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 9 septiembre, 2010

.

El viaje.- Hay un viaje, un viaje mínimo. Dices, quiero salir, ir a otra parte. Luego regresas. Qué tal el viaje, te preguntan y tú dices, bien, bien. Pero yo sé que hay otro viaje, un viaje infinito. Nadie sabe dónde ni cuándo comienza. Nadie sabe dónde ni cuándo termina. No es el viaje por las paredes blancas del sueño ni del dolor sin límites. No es el viaje de las nubes viajeras, ni el de los pájaros que nunca se posan, ni el del viento. No es el viaje de la escritura, de aquel que todavía escribe asombrado. No es el de la locura, ni el viaje de descenso hacia el interior de uno mismo. No es el viaje de San Juan de la Cruz, ni el de Jack Kerouac, ni es un viaje de iniciación, ni, por supuesto, el último viaje. No estoy hablando de metáforas, ni de mitos, ni de historias, sino de ese viaje infinito que no sabemos dónde ni cuándo comienza, pero sí tenemos la dolorosa certeza de su existencia. Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

.

Balance provisional

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 8 septiembre, 2010

.

Balance provisional.- Empezamos a estar bien avenidos con la vida y con nosotros mismos. Me digo, “ya hiciste lo que tenías que hacer, lo que pudiste”. A veces lo digo en plural, porque me siento confusamente parte de algo. Siempre has denunciado lo que era injusto, siempre has tratado de estar en el lado de acá de la barricada, en el lado de los más débiles. Siempre contra el poder. Me gusta esta especie de imagen épica de mi vida. Es una imagen conciliadora y benevolente que me tranquiliza, me instala en una historia sobre mi mismo que me ayuda a vivir, que me llena de un cierto orgullo, que da sentido a lo que he hecho, que pone los años en fila, uno detrás de otro y los cuenta. Y pone los hechos también en otra fila y los cuenta, los compara y hace balance… Pero seguramente no pasa de ser eso, una imagen compasiva, una forma de buena conciencia. Una imagen que se compadece mal con lo que realmente ha sido mi vida. Seguramente nada fue como me lo cuento a mí mismo. Fuimos una generación bastante más torpe de cómo nos vemos cuando somos optimistas. Seguramente todo lo que hemos hecho ni suma, ni resta, simplemente no existe. Se lo tragó  el ojo voraz del tiempo, el monstruo que nos devora. Lo que antes llamábamos, pomposamente, el sistema. Estamos y estuvimos en el margen de los acontecimientos. La historia nos ha jugado una mala pasada y la han hecho otros que sí sabían cómo moverla. Nosotros somos sólo una anécdota insignificante, seres ingenuos que nunca tocamos ninguno de los hilos que mueven el mundo. Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

Oteiza es dios

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 8 septiembre, 2010

.

De mi desocupación del espacio
creación de huecos de espacios vacíos
en escultura como objeto experimental
desocupación espacial del cubo
de la esfera
y el cilindro
con un abrazo a Cézanne
desocupación del poliedro
desocupación de la ciudad
en arquitectura en urbanismo vaciar la ciudad
para ver el cielo
en el cine concavidad agujeros
en el deporte sitios fuera del mundo
en el fútbol
descolocar defensas
abrir huecos
para escapar.
Jorge Oteiza

.

.

.

.

.

.

.

Algo huele a podrido en Dinamarca

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 7 septiembre, 2010

.

.

Algo huele a podrido en Dinamarca.- Bautista, por favor, dime exáctamente a qué huele. Bueno pues es una mezcla imponderable de detritus de todo género, señor. Pero ¿te refieres tanto a aspectos físicos como morales? Pues sí, esa sería una buena síntesis del asunto. O sea, que todo es una mierda. Pues yo creo que el señór tiene una idea bastante aproximada del asunto. O sea que ¿todo es una inmensa bola de detritus que inhalamos? Correcto, correcto, pero no sólo inhalamos sino que deglutimos, que pasamos por el pasapuré del cerebro, ya sabe el señor, ¡ñam, ñam!, que comemos por la boquita, por los ojos, por los oídos, globalización coprofágica, señor, en el mejor sentido de la palabra. Juan Yanes

.

 

.

.

.

.

Le Roi boit

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 6 septiembre, 2010

.

Le Roi boit.- Bueno, sí claro, éstos eran unos gorrones impresentables… pero hoy en día las modernas monarquías constitucionales, bla, bla, bla, bla, bla, bla. Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

¡Guaaauuu, Ballenas!

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 6 septiembre, 2010

.

.

¡Guaaauuu, ballenas!.- ¡Es que yo no sé dónde vamos a parar con esto del proteccionismo! Pasa lo mismo que con el indegenismo, empiezas por una cosa exótica de la amazonía o así, y terminas por reivindicar los derechos humanos de los gitanos que llevan siglos acampados al lado de tu casa. Juan Yanes

.

.

.

.

..

.

Música

Posted in Con la musica a otra parte by Juan Yanes on 5 septiembre, 2010

.

La música está debajo de la tapa de los sesos enroscada como una serpiete de cascabel. Cada vez que suenan los crótalos se pone a bailar el ojo pineal. Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

Museo

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 5 septiembre, 2010

.

Museo.- Decenas de vigilantes de museos, mueren todos los días de placer. Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

Ventana cordial

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 5 septiembre, 2010

.

A batallas de amor, campos de plumas (Romancero)

.

.

.

.

.

.

.

Éxodo sobre un paisaje de Giorgio De Chirico

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 4 septiembre, 2010

.

Éxodo sobre un paisaje de Giorgio De Chirico

a Charo

Fuimos andando por la calle, más allá del horizonte, donde dan el salto los días y las noches y comienzan las infinitas arcadas. Tú andabas junto a mí con el corazón en la mano, mostrando esa víscera que se mueve alocada como el pecho de un ave cuando la aprietas entre los dedos. La mostrabas a los que venían haciendo el camino con nosotros y también a los que regresaban, jubilosos, después de haber llegado a lo que ellos llamaban el fin del camino y que no era más que la línea elusiva del tiempo, y ellos te preguntaban por qué llevabas el corazón en la mano. Vimos gente que venía de lugares aún más recónditos y seguimos andando hacia el orto de los astros y yo también puse mi corazón en tu mano, para sentirlo, y cuando creímos haber llegado estábamos todavía en el principio, perdidos. Nuestra vida había sido la búsqueda de algo que estaba siempre más allá y que queríamos encontrar juntos. Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

.

Cambio climático

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 4 septiembre, 2010

Monumento a Bécquer en el Parque de María Luisa de Sevilla, obra del escultor Lorenzo Coullaut Valera

.

Cambio climático. Estaba esperando que cayera el diluvio universal, para ver tus formas insinuarse bajo la ropa mojada, pero en esto, llegó el cambio climático y la desertización y lo estropeó todo. Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

Aldaba

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 4 septiembre, 2010

.

Aldaba.- Cuando quise tocar en la puerta, la mano de hierro de la aldaba atenazó la mía. Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

Eva, un problema epistemológico

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 3 septiembre, 2010

.

Eva, un problema epistemológico.- Entonces Eva, en un flashback formidable y hasta cierto punto, inexplicable, retrotrae la situación a la escena del paraíso terrenal en la que la serpiente le propone explícitamente que muerda el fruto prohibido para llegar a tener el mismo conocimiento que Jehová. En lugar de hacerlo, toma la manzana en la mano y la arroja al suelo. Este hecho, de consecuencias aún imprevisibles, conduce a una nueva situación en la historia de la humanidad: desaparece el dolor y la violencia y el trabajo… El propio Jehová, absolutamente desconcertado, le plantea a Eva qué hacer, si empezar la historia nuevamente o cambiar las reglas del juego a partir de ahora y, en un tono inusual, le dice a Eva al oído: «Por favor, cuando escribas sobre este asunto no emplees el término flashback, es un neologismo infame, sino el de analepsis, que está más en consonancia con mi estatus profesional, ¿vale?». Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

El síndrome de Ulises

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 3 septiembre, 2010

.

El síndrome de Ulises.- A veces no sé si entro o salgo de mi casa. Depende mucho de si estoy dentro o fuera de ella y también de si estoy a un lado u otro de puerta. Se suele acentuar el grado de confusión con los cambios horarios. También he notado que se incrementa cuando cambio de hemisferio. Cuando cambio de hemisferio pierdo la noción de dónde vivo. Estoy seguro que si residiera en las antípodas tendría problemas, no sólo de equilibrio, sino de identidad. Por su puesto, qué duda cabe, que influye también de forma decisiva el hecho de que esté despierto o soñando y no tanto la situación de estar vivo o muerto, como piensa mi psiquiatra, según el cual padezco una variante benigna del síndrome de Ulises. Creo que eso es una exageración, lo de Ulises, sinceramente, es mucho peor que lo mío. Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

Cara de perro

Posted in Animalario by Juan Yanes on 3 septiembre, 2010

.

.

.

.

.

.

.

El patio

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 2 septiembre, 2010

.

El patio.- En el fondo del recuerdo del patio hay un niño que juega con babi y pizarrín y que llora porque lo han dejado solo en la escuela. En el fondo del recuerdo aquel niño ve que el mundo es un patio lleno de niños con guardapolvo gris que lloran abandonados a su suerte. En el fondo del mundo, tras la cortina del llanto, ya no hay recuerdos porque los niños han desaparecido. Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

.

Fotógrafa II

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 2 septiembre, 2010

.

La fotógrafa II.- No hacía fotografías, aruñaba el mundo. Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.