El oscuro borde de la luz II (fotos y microrrelatos)

El “cerco”

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 6 octubre, 2010

.

Microensayo

El “cerco” en la cultura canaria

 Canarias es un archipiélago, un territorio fragmentado, roto, en medio del mar. Los canarios estamos “cercados”, “aislados”, “islotados”. El aislamiento es tanto una cuestión física, como una cuestión cultural. Unamuno, que fue uno de los inventores de aquella visión esencialista de España, conoció el destierro y el confinamiento en la isla de Fuerteventura en 1924 —durante largo tiempo se utilizó el Archipié­lago como presidio de ultramar—. Unamuno hablaba del isloteñismo de nuestra cultura, y del carácter aislotado de sus moradores, en tono un tanto peyorativo, pero él detectaba algo. Sería intere­sante indagar la idea de “cerco” en la cultura canaria. Agustín Espi­nosa, uno de los escritores emblemáticos de la vanguardia literaria canaria del primer tercio del siglo XX, decía: «Esta isla lejana, en la que ahora vivo, es la isla de las mal­dicio­nes. Hay ba­jo mis pasos una masa de tierra parda bajo puña­les curvos de cactus, higue­ras mórbi­das y aulagas do­radas. Yo, el hi­jastro de la isla. El aisla­do». Cuando en 1947 los Millares, Lezcano y Dorestes pu­blican su Antología cercada —quizá una de las primeras irrupciones de la poesía social española de posguerra—, parecía claro que la titulaban así por las connotacio­nes políticas del momento. Mas el “cerco” tenía, con seguridad, una amplitud mayor. Hoy mismo, la estilizada poesía de Miguel Martinón, nos sorprende con un libro que sospechosamente llama, Límites, con un poema “Asedio” donde un mar frío «puesto en pie» parece que avanza amenazador hacia la isla. Otro libro, ya más lejano, Sitio, comenzaba presidido por una frase de Fray Andrés de Abreu: «Se hallaba el lugar sitiado por la jurisdicción del mar». Aislamiento, cerco, sitio, asedio, límite ¿Puede ser éste un rasgo más profun­do de nuestra manera de estar en la vida? ¿Es sólo len­guaje metafórico fruto del juego equívoco de los poetas, de su calculada ambigüedad o forma parte de la idiosincra­sia de este pueblo?

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: