El oscuro borde de la luz II (fotos y microrrelatos)

Ala de ángel, petrificada

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 13 noviembre, 2010

juanyanes

..

Ala de ángel, petrificada.- Los ángeles, en general, dejan bastante que desear. No tienen un sentido muy claro de cuál es su misión en la vida, ni tienen una preparación adecuada para intervenir en los asuntos propiamente humanos, ni han desarrollado habilidades sociales suficientes para las altísimas misiones que tienen encomendadas, ni tienen competencias en materias claves como la resolución de conflictos. Un desastre. Encima, no tienen maneras. Se quitan las alas en cualquier sitio, sabiendo que pasado el tiempo en que se cuece un huevo duro, se petrifican. El otro día estuvieron aquí y me dejaron la casa llena de piedras. Juan Yanes

..

..

..

..

.

.

.

Anuncios

Raíz

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 12 noviembre, 2010

juan yanes

juan yanes

..

Radicalizarse, ir a la raíz de las cosas

.

.

.

.

.

.

La ley del embudo

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 12 noviembre, 2010

..

La Ley del embudo.- A veces tiene la angustiosa sensación de que alguien lo obliga a tragrárselo todo. Entonces se le pone un nudo en la garganta y sueña con ser una oca con el hígado hipertrofiado. Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

El móvil del crimen

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 11 noviembre, 2010

JUAN YANES

.

El móvil del crimen

Llamé por teléfono, me salió una voz forrada en un guante, que decía:

Si desea hablar con la sección de averías, marque el 1, por favor; * Si desea hablar con el departamento de contabilidad, marque el 2; * Si desea hablar con el despacho de gerencia, marque el 3; * Si desea hablar con el negociado de ‘estudia o diseña’, marque el 4; * Si desea hablar con la asesoría de evasión fiscal, malversación de caudales públicos y cohecho, marque el 5; * Si desea hablar con el negociado de neomaltusianos unidos, marque el 6; * Si desea hablar con la oficina de epistemólogos en paro, marque el 7; * Si desea hablar con la delegación de nematelmintos y anélidos, marque el 8; * Si desea hablar con la operadora, permanezca a la escucha escuchando, valga la redundancia, la euforizante Marcha Radetzky, opus 228, de Johann Strauss; * Si lo que desea es simplemente hablar por hablar, se ha equivocado de número; * Pero si, realmente, lo que usted desea de verdad es hablar con Dios o con el Sr. Presidente de la Corporación, ¡marque infinitos números, amigo! Nunca contestan las llamadas telefónicas, como es obvio y natural.

Fue entonces cuando decidí asesinar aquella voz.

Juan Yanes

.

JUAN YANES

.

.

.

.

.

.

.

Microbestiario

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 10 noviembre, 2010

JUAN YANES

.

Microbestiario

Juan Yanes

Cebra
Animal con muchas rayas, de donde se obtiene la cocaína.

Cocodrilo
Serruchos de carne y hueso.

Ornitólogo
Cintífico que vuela y pía, como es natural.

Mosquito
Vampiro anodino.

McDonald
Tipo de animal porcino.

.

JUAN YANES

.
Animal Farm
Apólogo de Orwell que deberían leer los huérfanos de Stalin.

Clonación
Cosa que sirve para tener el mismo perro toda tu vida.

 Ladilla
Insectillo desvergonzadillo, muy celebrado en los cuarteles durante la Dictadura.

Tortuga
Animal especializado en contradecir la concepción newtoniana del universo.

Elefante
Proboscidio que se desinfla si se abre la válvula que lleva debajo de una de las patas.

.

JUAN YANES
.

Jirafa
Rumiante con periscopio incorporado que cuando tiene tortícolis es descomunal.

Araña
Artrópodo que teje en la memoria.

Pez
Vertebrado acuático que duerme mientras pesca.

Yegua
Animal demasiado elegante.

Animales filosóficos
El búho de Minerva y el jumento de Ocnos.

.

JUAN YANES

.

Loro
Criatura que sirve para amaestrar lingüistas y fonéticos articulatorios.

Pavo real
Volátil narcisista.

Ornitorrinco
Entelequia multicultural.

Ñu
Cuadrúpedo ungulado especializado en salir por TV después de las comidas.

Aves palmípedas
Volátiles que les gusta aplaudir haciendo flatulencias con la palma de las manos, que ya son ganas.

.

JUAN YANES

.

Gaviota.- Ave palmípeda que siente nostalgia por los guantes.

Sórdido drama rural
¡Milana bonita!… ¡Milana bonita!

Una bestia
El General Pavía piafando a caballo en el Parlamento. Piafaba también sin estar a caballo.

Gallo de Esculapio
Por fin Sócrates compró un gallo en el supermercado y saldó su deuda con Esculapio.

Panal de rica miel
La colmena utópica que está vacía.

.

.

Pájaros
Criaturas que vuelan por debajo del deseo.

Cefalópodos
Especímenes que tienen patas en las antípodas.

Gato
Carnívoro que sirve para trepar por las cortinas cuando no están los dueños en casa.

Biólogo
Domador de gonococos.

Monstruo
Ya no hay monstruos, Moby Dick está en la pecera del comedor.

Topos
El único topo que me interesa es el Viejo Topo, pero lleva demasiado tiempo metido en la madriguera.

.

JUAN YANES

.

.

.

.

.

.

.

Sáhara, a sangre y fuego

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 9 noviembre, 2010

.

Sáhara, a sangre y fuego

Salta de nuevo a la actualidad el problema de la descolonización del Sáhara. Por primera vez se levanta masivamente la población del Aaiún y es reprimida por las fuerzas de seguridad de Marruecos. Las imágenes (El País) son del campamento de protesta montado en la afueras del Aaiún, 20.ooo personas, 7.000 jaimas, asaltado en la madrugada de ayer por Marruecos.

Mira el blog de Ramón Lobo, Aguas internacionales

.l

.

.

.

.

.

.

Nómadas urbanos

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 8 noviembre, 2010

juan yanes

.

………. No plantar, o plantar y olvidar, y seguir rodando. Es así cómo circula la vida, y es así cómo se mueve el deseo, siempre mediante empujes exteriores y conexiones productivas. El rizoma es una multiplicidad que cambia a medida que se aumentan sus conexiones.

………. El viaje, el moviento, la desterritorialización aquieren, gracias a la imagen del rizoma, una dimuensión más precisa. No son más vitales los individuos que hoy en día se desplazan de un lado para otro casi sin parar, por trabajo o como turistas, ni los que cambian de domicio o de amante continuamente. El rizoma no abandona un territorio para ocupar otro, sino que conecta nuevos territorios y los invade con su color, con sus formas, con su perfume, que van cambiando y fusionandose con los otros colores, formas y perfumes de lo ivadido. Se puede ser sedentario, o un amigo y amante fiel y moverse entre las cosas, estar siempr en el medio, no dejar de hacer mundo. Y, por el contrario, se puede ser un viajero empedernido, que cambia de lugares y amores y, sin embargo, siempres estar en el mismo sitio. Maite Larrauri (El deseo según Giles Deleuze, Tànden Edicions, Balencia, 2000, págs. 59-60)

.

.

.

.

.

.

.

y este atlante

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 7 noviembre, 2010

juan yanes

 

y este atlante océano mar charco nuestro de plata líquida cargado de cuerpos que luego devuelve desnudos y limpios más hermosos que cuando se entraron mar adentro manso como un buey terrible violento dueño de todo cuanto existe y de los caminos de agua infinitos de la memoria y del viento y la brillazón de su lomo como mil espejos o puntas vivas de cuchillos luminosos de azogue entre el cielo y la tierra. juan yanes

.

.

.

.

.

.

.

Me gustas cuando callas porque estás como ausente

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 7 noviembre, 2010

juan yanes

.

Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca

Fragmento del “Poema 14” del libro de  Pablo Neruda, Veinte poemas de amor y una canción desesperada

.

.

.

.

.

.

.

Aruñar muros

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 7 noviembre, 2010

juan yanes

.

.

.

.

.

.

.

Ratzinger

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 6 noviembre, 2010

JUAN YANES

.

Ratzinger

Ahora está el señor Ratzinger visitando España y lo tenemos hasta en la sopa, como diría un castizo. ¿Cómo puede tener una institución como la iglesia católica un peso tan desproporcionado en la vida pública de este país? Al estado español le sale el vieje por un ojo de la cara, de la cara de todos nosotros. Este señor no viaja como la gente normal o como otros jefes de estado. Este señor viaja a lo grande. Sus apariciones públicas son, no solamente un derroche de mal gusto, sino que son un espectáculo alucinante y paranóico, como si todos los habitantes de este país profesáramos esa religión, fuéramos presa de un fervor enfermizo  y necesitáramos que alguien vieniera a tirarnos de las orejas. El Sr. Ratzinger es el jefe del Estado Vaticano, una autocracia (una autocracia gerontocrática), un Estado sin parlamento, sin constitución, sin sindicatos, sin libertades, sin división de poderes, con las finanzas más oscuras del mundo, en fin, una autocracia, o una especie de teocracia machista, una dictadura. El jefe del Estado Vaticano, pertenece a una institución que designa a los obispos a dedo en todo el planeta. Una intitución homófoba, misógina, con miles de casos de ocultación de delitos de pederastia repartidos por medio mundo que ahora están saliendo a la luz. Este señor, cuyo pasado es de represor ideológico al frente del Santo Oficio durante años, y cuyo pasado más remoto es absolutamente siniestro, no tiene autoridad moral para dar lecciones a nadie. Por supuesto que hay grupos minoritarios de cristianos, muy críticos con esta manera ostentosa, folclórica y hortera de hacer propagnada religiosa, pero la iglesia jerárquica española es lo que es, una cueva de integrismo y oscurantismo, nostálgica de los congresos eucarísticos de la Dictadura y de todo tipo de privilegios… Resulta, en fin, penoso ver cómo en un estado laico como el nuestro, las autoridades democráticamente elegidas, rinden pleitesía a Ratzinger y se dan codazos para salir en la foto… Lo que está ocurriendo en este país es, sencillamente, una vergüenza. Otra más.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

Invitación a la fábula del pájaro y el árbol

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 6 noviembre, 2010

JUAN YANES

JUAN YANES

JUAN YANES

JUAN YANES

.

Invitación a la fábula del pájaro y el árbol.- Érase una vez un pájaro y un árbol [………….] y así fue cómo el árbol quedó convertido en un extraño objeto de madera y el pájaro se estrelló contra el suelo. Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

La señora funcionaria que amaba las farolas

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 5 noviembre, 2010

.

La señora funcionaria que amaba las farolas.- Señora funcionaria, no ame Vd. las farolas. Señora funcionaria Jefa del Negociado de Inventarios del Real Servicio de Mantenimiento del Ministerio de Fomento, se le ruega deponga su actitud, meritoria e incluso encomiable en otras circunstancias, pero no en las actuales. No ame Vd. las farolas, por favor. De todos es conocido su loable trabajo velando por el buen estado de las farolas en todo el territorio nacional en general y en los territorios insulares de ultramar en particular. De todos son conocidos y alabados los informes que Vd. elevaba periódica y puntualmente a las distintas autoridades de las distintas administraciones competentes en la materia, durante décadas. De todos es sabido el rigor de la supervisión sobre el grado de cumplimiento de los programas de inversiones destinados al mantenimiento, reforma, ampliaciones y mejoras de la Red Nacional de Farolas del Estado. Puedo asegurarle que de todas las personas en general y de sus superiores en particular es conocida la dedicación, tenacidad y entrega con la que Vd. ha desempeñado su trabajo. En fin, permítame que descienda al terreno personal, yo sé que toda una vida entregada a la observación minuciosa de estos asombrosos artilugios lumínicos, la ha llevado a mantener una relación muy peculiar con ellos, una relación digamos, amorosa en el buen sentido de la palabra. Sabemos que incluso estaba usted convencida de que el carácter de los pueblos, sus usos y costumbres, su idiosincrasia, su cultura y si me apura Vd., su propia historia, se reflejaba en el estado de conservación de las farolas, la riqueza y variedad de sus diseños y su ubicación física en la geografía urbana… Como Vd. Comprenderá, el Ministerio no puede entrar en este tipo de consideraciones, digamos, hermenéuticas, etiológicas o sociológicos sobre el fenómeno de la repercusión de las farolas en la historia de nuestro país, cuestión que excede, como es público y notorio, el rango de nuestras competencias. Señora funcionaria que ama las farolas, deje Vd. de amarlas, por lo que más quiera. Me veo en el penoso deber de comunicarle que, por razones de austeridad y rigor presupuestario, su negociado ha sido suprimido en el nuevo organigrama del Ministerio de Fomento y su cargo desaparece de la nueva relación de puestos de trabajo. Se privatizan todos los Servicios de Mantenimiento del Ministerio y Vd. queda en expectativa de destino como supernumeraria, o sea en una especie de limbo jurídico excepcional, previa a su prejubilación obligatoria. Aprovecho la ocasión para agradecer en nombre del Sr. Presidente, en nombre del conjunto de cuerpos y escalas de funcionarios del Ministerio y en el mío propio, los servicios prestados por Vd. a la Red Nacional de Farolas del Estado. Ha sido un privilegio y un placer tenerla entre nosotros, pero por favor, deje ya en paz de una vez, las farolas. Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

.

Ocupar la calle

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 5 noviembre, 2010

juan yanes

..

Ocupar la calle, defender los espacios públicos democráticos donde todo el mundo pueda hablar y moverse con libertad, espacio no regulados, espacio no vigilados, espacios para el ocio y la cultura, territorios para el ejercicio de la ciudadanía y la  reivindicación del derecho a la ciudad. ¡Ocupar la calle, para jugar al parchís! J.Y.  

.

.

.

.

.

.

.

Somos andando

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 4 noviembre, 2010

JUAN YANES

JUAN YANES

JUAN YANES

JUAN YANES

JUAN YANES

JUAN YANES

JUAN YANES

JUAN YANES

JUAN YANES

.

Somos andando, es un aforismo de Paulo Freire que haría las delicias de Gilles Deleuze. Porque según el filósofo francés, vivimos encerrado en un lenguaje centrado en los sujetos, en las identidades, en lo que es fijo y no en los predicados, en donde discurre la vida, como algo que se construye y se mueve y se transforma y cambia constantemente. Estoy leyendo un librito delicioso de Maite Larrauri que se titula El deseo según Gilles Deleuze, donde habla precisamente de esto. Está editado en Tàndem Ediciones, València, en el año 2000. Este librito sirve para abrirnos el apetito por Deleuze. Deleuze sirve para trastocar bastantes cosas. Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

No sabe si hoy

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 3 noviembre, 2010

JUAN YANES

.

No sabe si hoy va a poder pasearse por el verdor estampado de la alameda. La vida que se filtraba. Entre la celosía de los plátanos había observado secuencias intrascendentes, pero irrepetible, de la vida de la gente y se asombraba de poder hacerlo y, seguramente, ese era el principio de la sabiduría. Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

Pasar, no pasa nada

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 3 noviembre, 2010

JUAN YANES

.

.Pasar, no pasa nada

………. El hombre llega a un banco de la plaza y se sienta. Al lado hay otro hombre sentado mirando.

………. —¿Tabaco?

………. Pasa una vieja. Un tipo corre a su lado y tira del bolso que lleva colgado en el hombro, forcejean, la vieja cae al suelo. El tipo sale corriendo.

………. Un poco más allá un niño juega con un globo, el globo se le escapa, empieza a subir, el niño corre detrás, cruza la calzada, se escucha un frenazo.

………. Alguien señala el edificio de enfrente. Hay un hombre alongado en una ventana, la gente sigue llegando y se pone a mirar, señalan hacia la cornisa donde el hombre se ha colocado. Ahora el sonido de una sirena de ambulancia se suporpone al resto de sonidos.

……….Hace entrada, en el Fiat 2800, su coche oficial, el autócrata y el mismísimo alcalde Porcioles, montados en la berlina descapotable de seis cilindros y 2.852 centímetros cúbicos, sin prescindir de un ejército de “grises” que contienen a las masas.

………. —Bueno, adiós —dice el hombre del tabaco, levantándose.

………. —Adiós —responde el otro que sigue sentado mirando, indiferente.

Juan Yanes

.

JUAN YANES

.

.

.

.

.

.

.

Alguien vigila

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 2 noviembre, 2010

JUAN YANES

.

Alguien vigila.- La escuela te enseña que eres transparente, que alguien sabe todo lo que tú sabes. Para eso te han examinado durante años y años. La escuela es una máquina que hace exámenes. Es algo que vas aprendiendo poco a poco, sin violencia aparente. En algún lugar hay informes con tu nombre y apellidos. Tu foto, tu expediente. Tú no tienes acceso a esos documentos, sabes que existen, sabes que hay alguien que sí tiene acceso. Esas son las tecnologías de la microfísica del poder. Pero tú, sigues creciendo y te haces mayor y sabes que hay infinitos ficheros que hablan de ti. Hay documentos y fotos —de una precisión inimaginable—, que guardan lo que has dicho y dónde has estado y con quién. Inmensas bases de datos que cruzan la información y que lo saben todo de ti. Tú eres un ser vigilado, una hormiga que en cualquier momento puede ser aplastada sin que sepas por qué. Eres un trozo de papel, un número que puede ser borrado y desaparecer, una brizna, un grano de arena insignificante, sin poder alguno para cuestionar el poder de los que te vigilan. Juan Yanes

.

juan yanes

.

.

.

.

.

.

.

Enamoramiento (estudio longitudinal)

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 1 noviembre, 2010

JUAN YANES

.

Enamoramiento (estudio longitudinal).- El enamoramiento es un estado de imbecilidad transitorio, que se caracteriza por la ingravidez. Los enamorados flotan en plena fase de imbecilidad y adquieren el don de la levedad, como imbéciles transitorios que son. Hay gente que se enamora dos o tres veces al día durante toda la vida, o sea, están prácticamente levitando durante toda la jornada, todo el año, varias décadas seguidas, ¿dónde tienen la cabeza estas criaturas? Extrapolando los datos de la muestra del número de enamorados por kilómetro cuadrado, a la totalidad de la población mundial y teniendo en cuenta la desviación típica fluctuante que suele tener este tipo de fenómenos hipercualitativos, el número de imbéciles total en estado de enamoramiento roza la friolera de los dos mil quinientos millones de seres, una cifra nada despreciable de gente que vive en la estratosfera, enamorada transitoria y graciosamente. Las autoridades deberían tomar en consideración estas cifras, para no perturbar en demasía a las personas enamoradas, y ser un poco más consideradas y no meterlas en tantas cuitas y aflicciones y no armar tanta bulla como arman. Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

Máquina de máquinas imaginarias

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 1 noviembre, 2010

JUAN YANES

 

.

Máquina de máquinas imaginarias (Cap. I).- Máquina para congelar instantes. Máquina estólida para cabestros. Máquina de la secta del perro. Máquina para despistar. Máquina epicúrea. Máquina para leer a Antonio Machado. Máquina de desenterrar la memoria de Juan Gelman. Máquina para intelectuales orgánicos. Máquina para no volar au dessous de la mêlée. Máquina arcádica. Máquina de la ignorancia supina. Máquina de volatilizar hipotecas. Máquina para abrir la puerta a otra dimensión. Máquina de recoger lágrimas. Máquina de sembrar suspiros. Máquina soporífera. Máquina para sacudir el statu quo. Máquina quitapenas. Máquina para crear universidades públicas de verdad. Máquina para fabricar quimeras. Máquina onanista. Máquina recogevidas. Máquina neutra. Máquina para atrapar enanos mentales. Máquina recortasueños. Máquina del derecho a la autodeterminación de los pueblos. Máquina para hacer metáforas sostenidas. Máquina de la felicidad. Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

Ecuaciones Goldberg

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 1 noviembre, 2010

.

Ecuaciones Goldberg.- A veces pienso que sí, que algunos objetos del deseo, más algunos objetos necesarios, más algunos objetos sin interés, menos aquellas cosas que se nos escapan, dividido por una fuerza mayor, es igual a algunas cosas. Pero otras veces pienso que no, que no hay algunas cosas, sino sólo objetos del deseo. Así, la fuerza mayor de algunos objetos, que se nos escapan y que no tienen interés aunque parezcan necesarios… esos, son los objetos del deseo. Pero en el fondo creo que todos los objetos estás desprovistos de interés, por eso no existe ningún objeto del deseo como algo necesario, por eso las cosas se nos escapan y no hay fuerza mayor que pueda retener cosa alguna. No me interesan los objetos, me interesan los sujetos. Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

Soledad

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 1 noviembre, 2010

juan yanes

.

Soledad.- Estar solo, solo, solo, solo de verdad. Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.