El oscuro borde de la luz II (fotos y microrrelatos)

La Underwood nº5 y el patrimonio familiar

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 11 diciembre, 2010

juan yanes

.

La Underwood nº5 y el patrimonio familiar

………. Yo soy de una generación perdida, no se sabe muy bien dónde, ni cuándo, ni cómo, ni por qué se perdió ella a sí misma o la perdieron los demás. Es decir, yo soy de una generación inútil. Es decir, de una generación que da igual que haya existido o no. Sin embargo, estoy muy orgulloso de existir y del patrimonio que he recibido de mi familia: un montón de honorables genes repletos de enfermedades hereditarias cardiovasculares,  y otro montón de genes inservibles, defectuosos y llenos de manías y prejuicios que, mira por dónde, me sirven para vivir. También he recibido como herencia 68 tomos de la Enciclopedia Espasa Calpe y una máquina de escribir Underwood nº5, la misma que utilizaron William Faulkner, Jack Kerouac y la mejor escritora del mundo que ha existido nunca en el hemisferio norte, que se llama Carson McCullers. De todo ese patrimonio, recibido de bóbilis bóbilis, lo que más me entusiasma es la máquina de escribir. Es como si los subnormales de mis antepasados hubieran intuido que yo llegaría a ser un gran escritor y me hubieran enviado un mensaje implícito entre sus teclas, que dijera: escribe, escribe, te dejamos el mejor instrumento para escribir, imbécil.  

………. La Underwood Typewriter nº5, la compró un bisabuelo mío en el cambullón de San Cristóbal Lacustre en las Islas Estrafalarias, el año 1926. Era entonces el último grito en máquinas de escribir. Mi bisabuelo por parte paterna, era conocido con el sobrenombre de “Gracia y Dulzura”, o sea que era un meapilas, digo yo, pero llegó a ser presidente de la Cámara de Comercio local. El viejo escribía a toda máquina con todos los dedos porque era naviero y, con estos antecedentes, ya me imagino las cosas que saldrían de aquel prodigioso instrumento. Luego la heredó su hijo, mi abuelo, que heredó el instrumento pero no la habilidad dactilográfica de su progenitor. Mi abuelo, conocido con el sobrenombre de “Barriga-bicho” -seguramente porque vino con la barriga llena de gonococos de la Guerra de Filipinas-, llegó a adquirir gran velocidad escribiendo con un solo dedo y como era proclive hacia las potencias del eje, pues ya me imagino qué cosas saldrían de aquella máquina infernal. Mi padre, perdió totalmente la habilidad dactilográfica de sus antepasados, prefería dictarle a mi madre, que era una mecanógrafa excepcional, las pocas cosas que tuvo que escribir a máquina a lo largo de su vida. Nunca llegó a mis oídos el mote de mi padre, si es que lo tuvo.  Así que la Underwood, pasó a ocupar un lugar honorífico en mi casa. La tradición dactilográfica de la familia la ha rescatado un servidor de ustedes,  después de conseguir en una academia que estaba por debajo de mi casa, 346 pulsaciones por minuto. Y aquí estoy yo sentado delante de este prodigio, que se llama Underwood Typewriter Number Five, devanándome los sesos. Aquí estoy yo, que escribo con los diez dedos de las manos, a una velocidad increíble y sin mirar al teclado, sin que me salga una maldita historia que me haga tocar las mieles de la antesala de las escaleras del proscenio del Parnaso, como un idiota. Lo único que me honra, es que soy conocido entre los colegas con el remoquete de “Underwood”.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

Anuncios

4 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Juan Garcia said, on 12 diciembre, 2010 at 2:46

    Ja,ja,ja… Jo.jo,jo… Ji,ji,ji… “Underwood”…

    • Juan Yanes said, on 12 diciembre, 2010 at 20:35

      Ah, Juan, me alegro de que te haya hecho gracia. Un abrazo

  2. ev said, on 12 diciembre, 2010 at 18:58

    un diez!, o un cien por ciento en mi época escolar para hacer también remembranzas
    diez dedos veloces ya es mucho
    beso

  3. juan yanes said, on 12 diciembre, 2010 at 21:35

    Aquí, existía la creencia de que si sabías escribir a máquina, saldrías a delante en la vida… Mucho chupatinta y mucho abogado de secano, es lo que había por aquí. Hoy dicen lo mismo de la informática… Un saludo EV y gracias por venir. Tengo que poner un enlace con tu página en la Máquina de Coser Palabras.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: