El oscuro borde de la luz II (fotos y microrrelatos)

Todo corazón

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 22 diciembre, 2010

.

Él siempre tenía teorías.- Defendía la teoría de que un restaurante o bar con un nombre poético tenía que servir, indefectiblemente, buena comida. Y por el contrario, todos los restaurantes o bares con nombre espantosos, servían comidas espantosas. Esa teoría la había levantado sobre una sólida base empírica. Así, por ejemplo: “Yo fui el herrero del caballo de tu padre”, comida exquisita; “El que faltaba”, intragable; “Sin frenos”, intragable; “El festín de Babette”, exquisita; “Casa El podrido”, bazofia; Burger King, bazofia; “El Macho de la Victoria”, imagínense; “Olifante”, exquisita pero escasita; “Cucurrucucú, paloma”, mole poblano, cabrito al molcajete y chiles en nogada, todo exquisito, nada de tex-mex, y atole de elote para condutar; o éste “Todo corazón”, que dan ganas de comérselo, sólo por el título, exquisiteces. También defendía la teoría mecanicista de que “uno es lo que come”—él decía, “de lo que se come se cría”—, porque en el fondo era un determinista culinario de lo más vulgar. Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: