El oscuro borde de la luz II (fotos y microrrelatos)

Agua de colonia

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 18 febrero, 2011

.

Agua de colonia

Mi abuelo, el que fue a la Guerra de Filipinas, era bastante renuente a la higiene corporal. Decía que el agua de colonia no arreglaba lo que la vida no podía arreglar y que todo eso del bañó eran mandangas, que lo único que hacían era aflojar el carácter y los muelles. “No te bañes, hijo mío -me decía a mí que también era enemigo del agua y del jabón-, no te bañes ni te pongas agua de colonia, que te vuelves mariquita perdido”. Así que mi abuela -que también era de armas tomar- lo tenía que bañar a grito pelado, persiguiéndolo por toda la casa. Cuando ya conseguía acorralarlo y el viejo se daba por vencido, lo obligaba  a desnudarse y a ponerse de pie encima de una palangana, le echaba agua con un cazo, y lo restregaba con estropajo y jabón. Esta operación de búsqueda y captura tenía lugar, aproximadamente, cada quince días. Pero mi abuelo seguía en sus trece, sin creer en las virtudes taumatúrgicas del baño de asiento y del agua de colonia.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: