El oscuro borde de la luz II (fotos y microrrelatos)

Estalagmita

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 8 abril, 2011

.

.

.

.

.

.

.

Anuncios

Objetos de la imaginación y el deseo

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 8 abril, 2011

.

.

La paradoja de la existencia de los objetos

Discutían. Entonces para ti, ¿existen los objetos aunque no haya nadie que los pueda nombrar? Claro, existen porque su existencia es independiente de que ti y de mi. No importa que nosotros no existamos, los objetos existen fuera de nosotros. Estás equivocado. Nombrar un objeto quiere decir que hay alguien en el mundo que ve ese objeto y le pone un nombre. El que se equivoca eres tú porque precisamente aunque no haya nadie en el mundo ese objeto existe. Pero existe ¿para quién? El problema es que la existencia de algo depende de que haya alguien que tenga conciencia de que existe. Si no existe nadie en el mundo, si en el mundo sólo existieran objetos, no existiría conciencia, es decir, personas. Al no existir personas no existiría ni siquiera el concepto de objeto, ni de existencia. La existencia hace referencia a la conciencia de la existencia… No me convences, toda esa argumentación es platonismo puro y duro. Haces depender los objetos de la existencia de la idea de esos objetos. Nada de Platón. Yo admito la existencia del mundo al margen de la idea que tenga yo de ese mundo. Lo que defiendo es que la pregunta sobre la existencia de ese mundo objetivo, es una pregunta humana, sólo la pueden hacer las personas y si partimos del supuesto de que no hay personas en el mundo, nadie puede hacerla, ¿te das cuenta?… Cuando nos fuimos, seguían discutiendo. Es una discusión que no tiene solución y ya empezaban a repetir los argumento. Hay gente así, que discute por el placer de discutir, sabiendo que están dentro de una paradoja.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.