El oscuro borde de la luz II (fotos y microrrelatos)

La bola de cristal

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 7 mayo, 2011

.

.

La bola de cristal

Veía el juego de las luces a través del cristal y pensaba cómo era posible que pudiera estar encerrada allí toda una vida, su vida y tantas vidas de otra gente, dentro de aquella frágil gota de luz transparente. Recordaba, como algo muy antiguo, el haber tenido alguna vez ilusiones. Las ilusiones eran objetos siempre elusivos y siempre desmedidos, una especie de deseos en expansión continua. ¿Cómo es que estaban encerrados en los límites tan nítidos de la bola de cristal? Ilusiones, sueños, ensueños, quimeras, utopías, imaginaciones, fantasías. Seguramente era una forma de autoengaño, un espejismos, pura autocomplacencia. Nada de eso existió de verdad. Todo estaba dentro de la cabeza, como en un delirio. Pero al ver la bola de cristal recorriendo el dorso de la mano de la Maga, volvieron todos aquellos viejos inquilinos a poblar su cabeza y a desordenar su vida.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

Anuncios

Ay, qué buenos son que nos llevan de excursión

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 6 mayo, 2011

.

.

Ay, qué buenos son que nos llevan de excursión

Toda mi admiración para el profesorado de Secundaria y Bachillerato que tiene que aguantar los continuos embates de millones de hormonas que producen sus adorables e insoportables alumnos y alumnas adolescentes en los institutos. Ellos, los críos, tampoco tienen la culpa de ser tan malcriados. La culpa la tienen los abuelos que los cuidaron hasta los 5 años y la Tele que los echó a perder irremisiblemente. Sus padres, los pobres, trabajando fuera de casa en jornadas laborales agotadoras, no tuvieron siquiera tiempo de conocer a esos alienígenas que viven en su casa y que ven pasar en dirección a la nevera envueltos en decibelios. Decía el divino Félix de Azúa, que tenía una novia, o una amante, o una amiga que era profe de francés en Secundaria y que se quedaba contenta cuando podía dar clase durante 5 o 10 minutos… y concluía, “admiro a los profes de Secundaria, pero si a mí me meten ahora mismo a dar clase en un instituto, me vuelvo loco”. Así que estos profesores que, en cima, llevan a sus niños a la playa…tienen un valor y un mérito impagables. Por cierto, el señor que se ve al final, un tanto fornido y voluminoso, no es profe. Se metió sin permiso en la foto. Los profes, que están normalmente de los nervios, suelen ser flacos como pírganos.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

Perversos polimorfos: maniobras de despegue

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 3 mayo, 2011

.

.

Perversos polimorfos: maniobras de despegue

Sabido es que los perversos polimorfos, vuelan. Pero podemos estar tranquilos. Hoy tenemos un amplísimo y pormenorizado conocimiento ─yo casi me atrevería a decir exhaustivo─ sobre la naturaleza, característica, génesis y estructura de una de las especialidades favoritas de los perversos polimorfos: el vuelo. Sería una simplificación imperdonable tratar de resumir tan amplia y detallada información en estas breves líneas sobre el asunto, así que bástenos recordar aquí, la anécdota que cuenta el Dr. Roque Dalton, uno de los mayores especialistas mundiales en perversos polimorfos, en su monografía, sobre anomalías del vuelo infantil. Dice el Dr. Dalton: “Vulvitas, falitos, salivitas, deditos, culitos, lengüitas, olorcitos, ruiditos, suspiritos, mamacita, papacito y las muñecas se quedan para siempre solas y las pistolas del Llanero Solitario se pudren, hasta que se da cuenta una mamá”. Esta sería la síntesis del caso, hecha por el propio doctor. Lo increíble es que se desconozca en qué momento del vuelo ocurre la secuencia relatada por el Dr. Roque Dalton y la etiología de la misma. Por más que se ha intentado obtener detalles de este curioso comportamiento, un misterioso y denso silencio se cierne sobre el asunto. Cuando los interesados son interrogados: ¿Pero qué hacéis exactamente durante tanto tiempo en el vuelo? Nada, estamos por ahí en plan volátiles, contestan sonriendo los muy perversos.

Juan Yanes

.


.

.

.

.

.

.

.

El muro

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 2 mayo, 2011


.

.

.

.

.

.

.

¿Estudias o diseñas?

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 2 mayo, 2011

.

.

¿Estudias o diseñas?

Recuerdo que esa pregunta sustituyó a la vieja, “¿Estudias o trabajas?”, con la que se comenzaba una conversación con la intención, más o menos explícita, de ligar. De pronto descubrimos algo que se llamaba diseño, y de no ser nada, resulta que todo pasaba por el diseño: diseño industrial, diseño comercial, muebles de diseño, diseño de moda, diseño ergonómico, cocina de diseño (¡tiene tela lo de, “cocina de diseño”!), diseño artístico, diseño de estrategias de lo que sea, diseño de investigación, diseño experimental, diseño cuasiexperimental, diseño etnográfico, diseño de enseñanza, diseño curricular…, hasta el Papa habla de diseño inteligente, en lugar de decir lo que siempre han dicho: teoría creacionista. No mola ya eso, lo que mola es el diseño, vende más. Así que, diseño hasta en la sopa. El caso es que hay gente que diseña cosas hermosas, dulces, útiles, por ejemplo, esta típica tacita de café que vemos en algunos bares… parece una tontería, pero a mí no se me hubiera ocurrido en la vida pensar en una taza así, con esa asa metálica, superestilizada y que no se calienta. Es que yo no diseño nada. Tampoco estudio y me escaqueo del trabajo. Ahora me dedico a pensar en la inmortalidad (del diseño) del cangrejo. O sea, en nada.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

Lluvia mansa (tres imágenes)

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 1 mayo, 2011

.

.

.

.

.

.

.

.

Cardumen

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 1 mayo, 2011

.

.

Cardumen

….. Metían la cabeza entre las rodillas para no escucharlo, pero nadie se atrevía a levantar la voz. Nadie se atrevía a interrumpirlo cuando empezaba recitar:

….. «¡Aquí viento para mirar la profundidad de sus ojos en el cardumen, aquí con las manos entre las urgentes bocas de sus cuerpos de escama, aquí los relámpagos que vienen desde más allá del fondo para morder las estilizadas siluetas multicolores de la muerte, aquí los claros y vertiginosos ojos en ese tubo de cristal que los devora, aquí viento!».

….. Entonces se callaba y miraba al horizonte. Después, gritaba: «¡Responde!». Y empezaba a soplar el ábrego y se abría el mar y salía el cardumen con los muertos, convocados por la voz del poeta loco.

Juan Yanes

.

Cardumen, es una escultura de Evelina Martín y Francisco de Armas en Santa Cruz de Tenerife. Canarias. La puedes ver también AQUÍ

.

.

.

.

.

.

.