El oscuro borde de la luz II (fotos y microrrelatos)

El tío Saturio

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 9 junio, 2011

.

.

El tío Saturio

Para mí el tío Saturio siempre había estado allí, como el campanario de la iglesia de La Villa, como la plaza, como los bancos de la alameda. El tío Saturio no hablaba, cantaba por las mañanas y nada más. Nadie conocía su pasado, nadie sabía a ciencia cierta de dónde había salido. Decían que había sido cantante de ópera, que había recorrido medio mundo en distintas compañías y que se enamoró de una cantante que lo hizo enloquecer. Volvió después de la muerte de aquella prima donna con la que vivió, arruinado, en una mansión en ruinas cerca de la localidad de Bellagio a orillas del Lago Como. El tío Saturio, no sólo formaba parte del mobiliario urbano, sino que también formaba parte del doméstico, como los armarios y las cómodas y las mesas y las sillas. Todas las mañanas, mientras se afeitaba cantaba La donna è mobile, qual piuma al vento y hacía algunos gorgoritos más, como si fuera a empezar la función. Cuando cantaba el tío Saturio, temblaban los cristales de las ventanas de toda la calle. Después se pasaba el día callado como un tuso, entrando y saliendo de la casa, hasta la mañana siguiente.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: