El oscuro borde de la luz II (fotos y microrrelatos)

El todorejas

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 24 junio, 2011

.

.El todorejas

Ellas hablan de las cosas más íntimas sin pudor alguno, de los pequeños conflictos, de las escaramuzas conyugales, de las pequeñas y grandes batallas con su pareja. De pronto se dan cuenta de que está allí el todorejas, el escuchahistorias, mirándolas. «Hija, ten cuidado que hay ropa tendida». Sí, sí, pero siguen hablando con la misma naturalidad de sus pequeñas infidelidades, de la imposibilidad de vivir en pareja, de todas las miserias de la vida en común. Vuelven a acordase que está allí el que loescuchatodo, el metomentodo, mirándolas. «Hija, ten cuidado que hay moros en la costa». Sí, sí, pero continúan el inventario de los agravios y las humillaciones y las desavenencias y el desamor, con el mismo entusiasmo que al principio de la conversación. Entonces el todorejas, se levanta y grita, «Yo no soy un moro en la costa, yo no soy ropa tendida». Y se echa a llorar.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

.

Anuncios

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Elisa said, on 25 junio, 2011 at 8:35

    🙂

    Me gustó el texto, qué me gustaba a mí escuchar a mis tías y a mi madre cuando cotilleaban en la camilla de casa de mi abuela (aunque esos temas a los que te refieres entonces eran tabú).

    Preciosas fotos.

  2. Juan Yanes said, on 25 junio, 2011 at 10:13

    Gracias Elisa. Yo también era un todorejas tatal, un espía en el territorio de los adultos. Un abrazo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: