El oscuro borde de la luz II (fotos y microrrelatos)

Las performancias de la abuela

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 1 julio, 2011

.

.

Las performancias de la abuela

Mi abuela era como un armario. Para llenarlo necesitaba comer como una Pantagruela: enyesque, entrantes, primer plato, segundo plato y postres. Cuando terminaba con los postres, se metía entre pecho y espalda un chupito, decía ella, de agua ardiente gallego que llamaba orujo. Tenía que ser orujo hecho con uva de albariño, si no, no servía. Un chupito, nada más, decía. Pero aquello no era un chupito, aquello era un mazazo de una cuarta de alcohol de 90º o más. Se lo tomaba de un solo golpe, empinaba el codo con energía y determinación,  y dando una especie de vuelta rápida a la cabeza o respingo, echándola hacia detrás, entornando los ojos, y emitiendo un chasquido final, característico, con la lengua. Después eructaba como un bisonte satisfecho y decía: ¡Esto es salud, mijo! ─lo decía, refiriéndose al eructo especialmente, pero también a todo lo demás─. Su hijo, sus nietos y demás familiares presentes en la performancia gastronómica de la abuela, quedábamos consternados durante unos minutos, hasta que nos sobreponíamos a los acontecimientos y abríamos puertas y ventana para que corriera el aire y la abuela se refrescara.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

.

Anuncios