El oscuro borde de la luz II (fotos y microrrelatos)

Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 8 agosto, 2011

.

.

Arquímides

La mujer de Arquímides estaba realmente enojada con su marido a cuenta de la megalomanía de la palanca: “¡Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo!”, gritaba como un poseso y se ponía a mover piedras enormes con una viga que tenía en el patio de su casa. Pero lo que verdaderamente la sacaba de quicio, era lo relacionado  con la implementación del principio de Arquímides. Los recibos del agua eran astronómicos y se pasaba el día metido en la bañera.

Juan Yanes   

,

,

,

,

,

,

,

Anuncios

4 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. No Comments said, on 8 agosto, 2011 at 8:50

    Todo tiene sus efectos colaterales, jeje
    Un saludo indio

  2. Juan Yanes said, on 8 agosto, 2011 at 10:54

    Debe ser un tópico, pero siempre me imagino la vida de los grandes descubridores como un pequeño desastre… Un saludo No Comments.

  3. Juan Garcia said, on 8 agosto, 2011 at 19:25

    Otra vez el pesado de tu amigo Juan cuestionando tus cosas… siempre me he peleado con los alumnos de Física y Química cuando me escribían Arquímides en lugar de Arquímedes… claro que luego era difícil encontrar un “argumento de autoridad” aceptable por ellos que inclinara la balanza entre dos formas muy parecidas de llamar a un personaje histórico aunque bastante mitificado.
    He buscado Arquímedes en San Google y la Wikipedia empieza así:
    Arquímedes de Siracusa (en griego antiguo Ἀρχιμήδης)… como se que tú identificas las letras griegas verás que hay dos etas que según Erasmo de Rotterdam sonarían algo así como: Arjímédes… con el tiempo las letras suenan diferentes en griego dimotikí actual y hoy se diría: Arjimídis… pero las dos etas (hoy itas) se han iotizado a la vez, sonando ambas como la i latina…así que creo que si mantenemos la tradición de que eta suena como e, sería Arquímedes y si evolucionamos hasta el sonido griego actual sería Arquimidis, pero nunca Arquímides… con una eta sonando iota y la otra no…
    Un abrazo

  4. Juan Yanes said, on 9 agosto, 2011 at 2:05

    Como no podía ser menos, disiento de tu planteamiento. La lengua es una señora muy señorona que hace lo que le da la gana. Con el léxico, con la gramática, con la fonética, con todo. La t inglesa, no es la t española. La ese canaria no es la s goda: dental unos, apico-alveolar otros, etc, etc, etc. Quiero decir con esto que hay tradiciones, como en nuestro caso Arquímides, que fijan arbitrariamente una norma o un uso. ¿Por qué? porque la ley fundamental del lenguaje es la arbitrariedad. Otra ley que lo machaca todo y lo confunde todo: la ley de la corrupción del lenguaje… Siempre está cambiando, siempre se está corrompiendo… Hoy no podemos mantener el sentido clásico de la palabra RETRETE, con el que escribía San Juan de la Cruz… bajemos a nuestro retrete interior…
    Bueno, Juan, ahora no estoy muy lúcido. Si se me ocurre algo mañana, sigo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: