El oscuro borde de la luz II (fotos y microrrelatos)

Luz

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 12 enero, 2012

.

.

Alegato sobre la luz

Ver la luz. El tránsito de la luz. La luz que viene de oriente, o ¿las tinieblas son las que vienen de oriente? Pero la luz no viene, vamos hacia ella. Luz es negra. La luz es una prosaica radiación electromagnética. La luz se siente. La luz se toca. Sentimos en la garganta el ruiseñor sangriento de la luz. Fíjese, iba yo andando por la calle y vi la luz en combustión, en ignición. Vi una luz incandescente. La luz que ilumina mi casa, que la inunda, esa es la luz que amo. No me gusta: “la luz que ilumina la vida”. Me parece una metáfora lamentable esa frase. Hay luces que no existen. Pero, ¿quién ha dicho que la luz es muda? Mire usted, por favor, la araña de luz, los puntos de luz en la noche. Tu luz, tan agria que no muerde nadie. Todas son luces que hablan. La luz proteica, elástica, visible e invisible, interior y exterior. Luz que dista apenas un espejo de las sobras. Luz que se rompe. Es conveniente que usted sepa estas cosas. ¿Y qué más real que un disciplinante de luz y sangre? Tenues ondas de luz. La luz de la libélula. Luz que testifica. Es necesario administrar la luz del conocimiento como la cicuta. Tampoco me gusta esa metáfora. El conocimiento no es iluminación, el conocimiento genera más oscuridad y más dudas. Ese es el verdadero conocimiento. La luz crece en el sentido de la simiente. Yo luz. El poliedro de la luz. El gusano de luz. La certeza de una luz oscura, émula de las sombras. El siglo de las luces y las tinieblas. No tiene usted por qué entenderlo todo, pero en esto tiene que estar de acuerdo conmigo, de todas las formas de la luz, la más bella quizá es la de dar a luz. Alguien te da a luz y ya no paras de abrasarte en ella.

Juan Yanes

Algunas frases están tomadas del Diccioemario de Iván Ruiz Expósito (Ediciones Escalera, Madrid, 2007, págs. 240-241).

.

.

.

.

.

.

.

Anuncios

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. NáN said, on 13 enero, 2012 at 11:54

    Contemplar el tránsito de la luz es, posiblemente, una de las actividades más placenteras para los pobres que consumimos poco.

  2. Juan Yanes said, on 18 enero, 2012 at 3:47

    Hola Nan, un abrazo fuerte. Siento haberte hecho leer ese batiburrillo sobre la luz. Espero que estés bien y que estremos con buen pie este año.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: