El oscuro borde de la luz II (fotos y microrrelatos)

El método

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 6 marzo, 2012

.

.

El método

Era realmente un joven difícil, pero se había adaptado perfectamente a nuestro régimen de trabajo. Algo que llamábamos pomposamente, el método. Había dejado de repetir la frase que pronunciaba invariablemente cuando era requerido por sus superiores y se entregaba con entusiasmo al aprendizaje de la caligrafía. Hace días que no sabía nada de él. Antes me mandaba regularmente sus cuadernillos de caligrafía de letra inglesa y entonces yo podía apreciar el progreso de su escritura y la finura y fluidez de sus rasgos. Se trataba de un ejercicio de imitación que le obligaba a domesticar algunos de los rasgos más groseros y perturbadores de su carácter, obligándole a la sumisión a un modelo. El aprendizaje de la caligrafía está lleno de sutilezas que no siempre se entienden de manera adecuada por el público en general. El modelo caligráfico es exterior. No es creado por la persona que escribe. La persona que escribe trata denodadamente de aproximarse al modelo, pero hace falta muchas horas de ejercicio para domesticar los músculos de la mano, memorizar la dirección de los rasgos, de los movimientos, mantener firme la voluntad para aceptar el fracaso y comenzar una y cien veces el mismo ejercicio. No es fácil admitir la superioridad y el carácter inalcanzable del modelo. Así se aprende que la perfección existe fuera de nosotros. Que lo que hacemos es un pálido ejercicio de aproximación. Esa tensión continuada nos hace tocar la experiencia de la imperfección, la necesidad del esfuerzo, la eliminación del orgullo, el reconocimiento de nuestra pequeñez… En fin, los límites de la vida humana, la noción de jerarquía, el sentido de la autoridad y la subordinación. El sujeto de que hablamos nunca volvió a repetir aquella maldita frase: «preferiría no hacerlo»… Que haya sido la caligrafía la razón última de su suicidio no deja de ser una conclusión apresurada que es necesario confirmar con un estudio pormenorizado de los hechos.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

Anuncios

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Gemma said, on 18 abril, 2012 at 21:36

    ¿Y no dejó el suicida ninguna nota de su puño y letra?
    Un beso

  2. Juan Yanes said, on 19 abril, 2012 at 2:07

    “I would prefer not to”. O sea, que no.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: