El oscuro borde de la luz II (fotos y microrrelatos)

Fin de fiesta

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 27 mayo, 2012

.

.

Fin de  fiesta

…………… ¡Mi madre!, qué cantidad de gente. Había muchísima gente en la calle. Gente feliz y contenta. Un enorme jolgorio desde hacía horas. Era increíble, salía gente desde dentro de la gente. Eso no lo había visto yo nunca y se iba formando un auténtico gentío. ¡Qué explosión demográfica, qué multitud, qué masa tan espesa! Se reproducían como las moscas. Aquello crecía y crecía como la masa del pan. Un animal que se movía lentamente y que se extendía en todas las direcciones. Sí, sí, un animal. Los tipos esos de los conciertos que reunen en un estadio a miles y miles de personas, hablan de que la masa humana, que no ven pero sienten, se parece a una animal que está vivo y que se mueve. Aquella masa humana era una animal. La gente bebía y cantaba, de vez en cuando levantaban los brazos como si estuvieran bailando una jota.  Estarán celebrando algo —me dije—, se reían, se ponían caretas, turbantes, chiflaban con matasuegras, seguían bebiendo, bebían por los codos y hablaban. Hablaban o más bien gritaban porque la música que salía de unas enormes torres de sonido, caía sobre ellos y los aplastaba, pero luego los veías sacar la cabeza y seguir hablando. También comían como descosidos. Comían cosas chiquitas, como pastelitos, o muslos de pajaritos, o torreznos, o boroñas preñadas, o chorizo de Cantimpalos, o caviar gomero. Qué sé yo, me dio la impresión de que comían gurumelos, o criadillas, o criadillas de la tierra… No paraban de comer.
…………… La fiesta siguió y siguió y nadie se quería ir hasta que se oyó sobre el techo de la ciudad el rugido de los aviones. Después ya no se volvió a oír nada.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

.

Anuncios