El oscuro borde de la luz II (fotos y microrrelatos)

El Arca de Noé

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 9 septiembre, 2012

.

.

El Arca de Noé

………. Los animales no son como cree la gente. Bueno, me llamo Noé, algunos dicen que soy la versión hebrea de un mito sumerio, pero yo soy de carne y hueso y he tardado 120 años en terminar de fabricar el arca que ustedes pueden ver aquí, en medio de este desierto. Dentro de un rato empezará el Diluvio Universal así que he recogido un montón de animales para salvarlos. Como les decía, los animales no son como tradicionalmente cree la gente. Casi todos tienen las cualidades contrarias que la gente, por ignorancia, les atribuye. Por ejemplo, aquí tenemos siete parejas de elefantes desmemoriados, ¿quién dijo que los elefantes tenían una memoria asombrosa? Son estereotipos, clichés, formas de simplificar la complejidad y las contradicciones del reino animal. Pereza mental, en suma. Acaban de llegar estos zorros confiados, varias docenas de gallinas honradas. Desde hace varios días tengo encerrado estos cerditos higiénicos, estas conejas que practican el control de la natalidad, estos otros puercos lustrosos y a estas cotorras mudas. Sí, sí, pueden tocarlos y habar con ellos.

………. En fin, vean la variadas de criaturas que vamos a salvar: tortugas velocistas, musarañas pensantes, sapos extraordinariamente atractivos, borregos con un sofisticado grado de autonomía personal, cabras locas de alegría, hormigas holgazanas, varios caballos regalados con la dentadura perfecta, abejas huelguistas, humildes pavos que no se pavonean de nada, monas de un nogal que comen nueces verdes, lechuzas miopes de ojos achinados, gatos con cinco pies, galgos obesos, moscas indolentes que repudian el panal de rica miel, lirones insomnes, pulpos en medio de un garajes con un gran sentido de la orientación, ratones de biblioteca analfabetos, tiernos leones de andar amanerado, ratitas desaliñadas, los tres tristes tigres vegetarianos que comen trigo transgénico.

………. Por supuesto, voy a meter en el Arca, también, a toda una serie de animales literarios e intelectuales, como el Gallo Rojo que no se rinde de Chicho Sánchez Ferlosio, el viejo topo del viejo Marx, el tilonorrinco de La lengua de las mariposas, los pájaros que siembran el aire de trinos y querellas escapados de los poemas de Garcilaso, la maltrecha paloma de la paz de Pablo Picasso, los piojos agricultores y autodeterministas de nuestro inefable Camilo José, las hienas solidarias de Leonora Carrinton, los ardientes tigres nocturnos de William Blake, los más complejos de Borges, los esforzados rebeldes de Animal Farm, el cuervo de Poe pegado a su conciencia, el cuervo de Raymond Carver con la sangre de todos los campos de batalla, el lirón de Alicia, el onagro del mitológico Ocnos comiendose eternamente la cuerda de juncos, el perro de Robinson Crusoe, el ratón kafkiano, la golondrina de El príncipe feliz de Oscar Wilde, el sabueso de los Baskerville, el gato con botas de Perrault, la ballena blanca del capitán Ahab y el lobito bueno del bueno de José Agustín Goytisolo.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: