El oscuro borde de la luz II (fotos y microrrelatos)

Amor imposible

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 12 agosto, 2011

.

.

Amor imposible

He quedado contigo en una cita a pie de página cientos de veces, pero nunca apareces, amor.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

Anuncios

La pasión por contar el mundo

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 12 agosto, 2011

.

.

La pasión por contar el mundo

Primero haces la foto, después dejas que la foto te cuente una historia, a continuación la escribes, no es fácil buscar el modo en que la historia quiere ser contada, pero una vez que lo encuentras y la escribes, vas y le cuentas tú la historia que has escrito a la foto. Eso le gusta mucho a las fotos. Luego sacas una nueva foto y dejas que la foto te cuente otra historia, la que ella quiera contar. Escribes la historia que te ha contado. Al escribir, todo se trasforma, de tal manera que es necesario que ahora tú le cuentes a la foto la historia que ella se ha inventado y vuelta a empezar. Es divertido, pero no es fácil contar la realidad, porque no existe “una”, sino múltiples, sucesivas, simultáneas, concomitantes. Es un aprendizaje que nunca se acaba, en el que siempre estás escuchando nuevas voces, imágenes, gestos, espacios, gritos. Contar el mundo con la palabra y con la imagen, es una pasión.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

Los mensajes de la botella

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 11 agosto, 2011

.

.

¿Qué es ser una persona?

Cuando yo era un proyecto de semidelincuente y estudiaba bachillerato, tuve un profesor pelmazo que sólo me enseñó una definición, la de persona: “Las personas son, decía de manera enfática, una unidad psicobiológica y sociocultural”. Según él, todo estaba amalgamado, la biología y la cultura humana, la psique y la sociedad. Sólo le faltaba decir que también somos de naturaleza política, para terminar con el embrollo de lo que es ser una persona con fundamento.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

Ciudad

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 11 agosto, 2011


.

.

Ciudad

Mientras la heroica ciudad dormía la siesta, el especulador pensaba que lo mejor era destruirla.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

Sospecha

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 10 agosto, 2011

.

.

Sospecha

El torturador de orquídeas ha pasado por aquí.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

.

Mentiras

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 10 agosto, 2011

.

.

Mentiras

Este cartel ocupa una de las paredes de la entrada a un McDonald. Es bastante improbable que estos señores estén realmente  interesados en nada de lo que exhiben sus paredes.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

.

Las ideas macarrón

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 9 agosto, 2011

.

.

Las ideas macarrón

Érase una vez una idea macarrón, una idea delgada, una idea filiforme, anoréxica. Esta idea escuálida decía que el conocimiento era uno y que estaba enmarañado. Que todo tenía que estar al servicio de la gente para que la gente viviera bien y tuviera mucho tiempo para leer y hacer el amor. Pero la idea macarrón, tenía muchos y poderosos enemigos. A las hadas estúpidas, por ejemplo, no les gustaba la idea macarrón. A las hadas estúpidas no les gustaba el desorden, el barullo, el caos. En cuanto algo se salía de la normalidad daban respingos y saltitos y se ponía más estúpidas que nunca. Como la idea macarrón no gozaban del beneplácito de las hadas, tampoco gozaba del beneplácito del rey, ni de la corte, ni del establishment, ni de la nomenklatura, ni del obispado, ni de la santa inquisición, ni de los banqueros, y por eso vivía en la intemperie. La idea macarrón parecía un amasijo de hierros herrumbrosos retorcidos, pero por dentro estaba viva. Había ideas macarrón aquí, allá, un poco más allá, al fondo a la derecha, arriba, abajo, por todos sitios. Un día se pusieron de acuerdo todas las ideas macarrón y dieron un salto cualitativo enorme y convirtieron el mundo en un amasijo interestelar macarrónico, donde las personas normales que no eran hadas, ni reyes, ni intelectuales orgánicos, ni obispos, ni banqueros, vivían felices y comían perdices. También comían macarrones, por supuesto.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

.

Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 8 agosto, 2011

.

.

Arquímides

La mujer de Arquímides estaba realmente enojada con su marido a cuenta de la megalomanía de la palanca: “¡Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo!”, gritaba como un poseso y se ponía a mover piedras enormes con una viga que tenía en el patio de su casa. Pero lo que verdaderamente la sacaba de quicio, era lo relacionado  con la implementación del principio de Arquímides. Los recibos del agua eran astronómicos y se pasaba el día metido en la bañera.

Juan Yanes   

,

,

,

,

,

,

,

Pájaros

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 7 agosto, 2011

Estación Términi, Roma

.

.

Pájaros

Cuando los pájaros se adueñan del cielo de la ciudad y sólo se oye su grito, Alfred Hitchcock se estremece de placer.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

Adán y Eva

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 5 agosto, 2011

.

.

Adán y Eva

A mí me parece que todo ocurrió ayer, dijo Adán. ¿Ayer? Querrás decir hace miles de millones de años, cuando el Big Bang. Todo depende del paradigma cosmológico que utilices, para hablar del “ayer”, contestó Eva en un tono marcadamente distante. Siempre lo complicas todo, mujer. No me refiero a ninguna teoría científica, sino al sentimiento de que el tiempo no ha pasado, de que somos jóvenes aún y nos hacemos la ilusión de ponerle nombre a las cosas. Nadie lo había hecho hasta entonces: decíamos “aire”, y aquello se llamaba aire; decíamos “voz”, y todos los sonidos que articulábamos se convertían en voces;  decíamos “yerba”, y aquello se llamaba yerba por los siglos de los siglos, dijo Adán en su ingenuidad poética. Pero, Adán, ¿cómo puedes seguir creyendo esas historias? Tú y yo no existimos, somos como Homero, un nombre colectivo,  una forma de contarle las cosas a un pueblo de analfabetos. Nosotros somos, en el mejor de los casos, fósiles. Me gusta verme como una saga de homínidos que camina sobre las cenizas de la tierra de Afar, dejando la huella de sus pies en el suelo, pero el mundo es una metáfora, en la que nuestros pies se desvanecen y nuestra imagen se disipa como se disipa la imagen en fuga de los mitos.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

.

Pandorga*

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 4 agosto, 2011

.

.

Pandorga

¿Cuánto tiempo hace que entramos en la pandorga y estamos encerrados sin remisión, sin la más mínima posibilidad de salir?

Juan Yanes

.

.

* Pandorga: término usado en Canaria para indicar la nasa. En el Diccionario de Canarismos de Antonio Lorenzo et al., aparece la voz pandorga y la explicación de un hablante, en estos términos: “La pandorga pesca sola, la pandorga pesca parada y la tarraya es a robar; la tarraya usted engoda y después tira aquella manta y tiene por debajo todo lleno de plomo; al tirar, el plomo cae abajo y el pejillo que queda es como si fuera robado, y la pandorga no, la pandorga usted echa la carnada dentro y, si el peje entra, jala”.

.

.

.

.

.

.

.

Delgadez del tiempo

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 3 agosto, 2011

.

.

Delgadez del tiempo

A la velocidad que van las cosas, sólo recordaremos, vagamente, el futuro.

Juan Yanes

.

El juguete del viento, César Manrique. La Puntilla, Las Palmas de Gran Canaria

.

.

.

.

.

.

.

Vivir no es necesario, navegar sí

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 2 agosto, 2011

.

.

Navigare necesse est, vivere non est necesse

Porverbio latino

.

.

.

.

.

.

.