El oscuro borde de la luz II (fotos y microrrelatos)

Galdós

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 26 octubre, 2011

 

Escultura de Pablo Serrano, 1969, Plaza de la Feria, L.P. de Gran Canaria

.

La Historia

¡Si en la historia no hubiera más que batallas; si sus únicos actores fueran las celebridades personales, cuán pequeña sería! Está en el vivir lento y casi siempre doloroso de la sociedad, en lo que hacen todos y en lo que hace cada uno. En ella nada es indigno de la narración, así como en la Naturaleza no es menos digno de estudio el olvidado insecto que la inconmensurable arquitectura de los mundos. Los libros que forman la capa papirácea de este siglo, como dijo un sabio, nos vuelven locos con su mucho hablar acerca de los grandes hombres, de si hicieron esto o lo otro, o dijeron tal o cual cosa. Sabemos por ellos las acciones culminantes, que siempre son batallas, carnicerías horrendas, o empalagosos cuentos de reyes y dinastías, que preocupan al mundo con sus riñas o con sus casamientos; y entretanto la vida interna permanece oscura, olvidada, sepultada. Reposa la sociedad en el inmenso osario sin letreros ni cruces ni signo alguno: de las personas no hay memoria, y sólo tienen estatuas y cenotafios los vanos personajes… Pero la posteridad quiere registrarlo todo: excava, revuelve, escudriña, interroga los olvidados huesos sin nombre; no se contenta con saber de memoria todas las picardías de los inmortales desde César hasta Napoleón; y deseando ahondar lo pasado quiere hacer revivir ante sí a otros grandes actores del drama de la vida, a aquellos para quienes todas las lenguas tienen un vago nombre, y la nuestra llama Fulano y Mengano.

Benito Pérez Galdós

(Las Palmas de Gran Canaria, 1843 – Madrid, 1920)

.

.

.

.

.

.

.

Anuncios

Cada instante es único

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 25 octubre, 2011

.

.

Cada instante es único

Es duro reconocer que este día nunca volverá otra vez. Que el tiempo es ahora y el lugar es aquí y que no hay segunda oportunidad porque cada instante es único.

Jeanette Winterson

.

.

.

.

.

.

.

.

Los dioses fáciles

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 24 octubre, 2011

.

.

Los dioses fáciles

(microensayo desmesurado sobre la vida y la muerte)

Estamos solos. Vivimos más o menos acompañados, amamos, puede ser que tengamos la suerte de que nos amen, o de sentirnos amados, o vivimos aislados, en soledad gozosa o rota. Pero lo que es seguro es que moriremos absolutamente solos, porque la muerte es un acto individual e intransferible. Hay personas que para hacer este viaje de soledades, en lugar de enfrentarse a la radical soledad en la que vivimos los seres humanos, prefieren la compañía de seres imaginarios. Voy a hablar de estas criaturas que necesitan crear mundos fantásticos, que se mueven sólo en su imaginación, o que son compartidos por la imaginación colectiva y cuya vida depende de esos seres imaginarios, de esos mundos: hay gente, por ejemplo, que confiesa sinceramente hablar con Dios y siente en su interior que Dios habla con ellos, o sienten el silencio de Dios, pero ellos hablan y hablan (siempre me ha sorprendido esta familiaridad con lo sagrado). Ocurre entonces que cuando uno abandona ese paraíso artificial, ese mundo de nebulosas psicológicas revestidas de trascendencia, cuando uno da la espalda a ese juego infantil o mágico, entra de sopetón en el mundo de la inseguridad. Es decir, en el mundo de los seres humanos. Rechaza la ilusión de agarrarse a algo seguro. Esa decisión supones para muchas personas el aumento inmediato de la angustia, pero también el sentimiento de sentirse auténticamente humanos. Sólo nos tenemos a nosotros mismos. Cuando se es consciente de la soledad, se empieza a transitar una senda donde no hay nada seguro, no hay nada a lo que agarrarse. El mundo deja de ser transparente y ordenado y se vuelve opaco y caótico. El azar campa por sus respetos. No hay agarraderas ni barandales. La incertidumbre es la única agarradera de los seres que siguen la escondida senda de la libertad. ¿Y después de la muerte? Después de la muerte será como antes de haber venido a la vida. ¿Qué había antes de nacer? ¿Qué recordamos? Nada. Eso será la muerte, el regreso a la nada. Ni cielos, ni infiernos, ni inframundos, ni gehenas, ni tártaros, ni hades, ni piélagos. Como cualquier ser vivo. Como las flores. Como el recuerdo que tenemos del vuelo de los pájaros. Todo lo demás son mitos, arteros engaños, piadosas mentiras, terribles mentiras, dioses fáciles hechos a nuestra frágil medida.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

El diablo y la diabla

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 23 octubre, 2011

Esculturas de Pepe Abad, Tenerife, 2011

.

.

El diablo y la diabla

Los ojos del diablo y la diabla, o los tubos de hierro por los que miran, o su extraña rigidez, o su caída a plomo desprendida de algún fulgor lacerante, o la utopía morfológica de la simetría en la que están perdidos, o sus cuerpos y sus sexos para la fundición, o ese dolor vicario que contemplan desde el principio del mundo como un coro de gemidos que no cesa.

Juan Yanes

.

.

..

.

.

.

Al revés y al derecho

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 22 octubre, 2011

.

.

Al revés y al derecho

Normalmente voy al derecho, pero a veces me pongo al revés. Es muy sencillo, basta con apretarse el ombligo y soplar.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

.

La casa de tócame Roque

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 21 octubre, 2011

.

.

La casa de tócame Roque

Es la antítesis con patas. Cuando yo subo, él baja (normalmente hecho un desastre, pisándose el cinto del albornoz que nunca se lo abrocha). Cuando yo entro él sale. Si digo negro, él dice blanco. Yo le digo que no se puede vivir en un castillo destartalado, él dice que sí se puede. Si digo sí, dice no. Si me callo, se pone a hablar. Si hablo, se calla como un tuso. Así que voy a decirle que toque las palmas, entonces a mí me crecerán alas de mariposa y saldré volando de esta historia.

Juan Yanes

.

Dejenme aclarar que las Torres de Quart de Valencia, no son la Casa de tócame Roque, que estaba situada en la Calle Barquillo de Madrid, hasta que la tiraron. No se vaya a mosquear algún amigo valenciano.

.

.

.

.

.

.

.

Culto cargo

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 20 octubre, 2011

.

.

Culto cargo

Alguien tiene la cabeza metida dentro de un saco. Saca la cabeza del saco y mira hacia el horizonte. Piensa: la felicidad es un don, no una conquista. Llama a los otros que están dentro del saco. Todos asoman la cabeza recortados sobre la diagonal. Miran, sonríen, hacen señas. El sol del da por la espalda. Frente a ellos ven el mar y alguien que se aproxima. Que viene desde el horizonte. Viene a traerles la felicidad. Ellos no tienen que hacer nada. Salir del saco. Esperar. Sólo esperar. Esperar los dones, los regalos, las dádivas, las máquinas, los chismes, todos los presentes imaginables. Ellos sólo tienen que tener una fe inquebrantable en que vendrán a salvarlos. Todo viene de afuera. Dentro del saco no hay nada, está vacío. Lo único que hay dentro son ellos,  pero ellos están también vacíos. Sólo el que viene de fuera puede llenar ese saco inmenso de la soledad en la que viven. Pero del horizonte no vino nadie. Fue una ilusión óptica, así que vuelven a meterse en el saco. Son marsupiales alienados por la espera.

Juan Yanes

 El antropólogo Marvin Harris, hace un estudio del culto cargo, en su conocido libro, Vacas, cerdos, guerras y brujas.

.

.

.

.

.

.

.

.

Levitación

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 19 octubre, 2011

.

.

Levitación

Me cuesta pensar que el mundo está suspendido en el espacio y que nosotros, en realidad, flotamos.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

L’Amoureuse

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 18 octubre, 2011

.

.

L’Amoureuse

Ella está de pie sobre mis párpados
Y sus cabellos se mezclan con los míos,
Ella tiene la forma de mis manos,
Ella tiene el color de mis ojos,
Ella se hunde en mi sombra
Como una piedra en el cielo.

Ella tiene siempre los ojos abiertos
Y no me deja dormir.
Sus sueños en plena luz

Hacen evaporarse los soles
Me hacen reír, llorar y reír,
Hablar sin tener nada que decir.

Paul Eluard

(Traducción de Charo Sánchez)

.

.

.

.

.

.

.

El Llanero Solitario

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 17 octubre, 2011

.

.

El Llanero Solitario

De niño veía cabalgar al Llanero Solitario en aquel “fogoso caballo a la velocidad de la luz, en medio de una nube de polvo”, mientras escuchaba el caluroso “¡Arre, Silver!”, que me dejaba deslumbrado. “Con su fiel compañero indio, el audaz e ingenioso jinete enmascarado de la llanura inició su lucha por la ley y el orden en el temprano oeste. Vuelven a nosotros ahora esas emociones de ayer. ¡Desde el pasado viene  como un trueno el galope del gran caballo Silver! ¡El Llanero Solitario cabalga de nuevo!”. ¿Dónde estarán los tebeos que comenzaban así? ¿Y los apaches, los pobres apaches de aquellas historias? ¡Ay, qué malos y sanguinarios eran los apaches! Nadie nos explicaba por qué atacaban con tanta saña las diligencias y cortaban cabelleras a tutiplén, ni en qué condiciones se había establecido allí la ley y el orden (de los blancos) que tan valerosamente defendía The Lone Ranger.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

15-M, el 15 de octubre

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 16 octubre, 2011

Tres imágenes de la manifestación del Movimiento 15-M, Por el Cambio Global, en Tenerife

.

.

La letra y la música para cambiar esta sociedad, la ponemos nosotros

.

.

.

.

.

.

.

Perverso polimoro: génesis y desarrollo

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 15 octubre, 2011

.

.

Perverso polimorfo: génesis y desarrollo

Aquí podemos observar a un perverso polimorfo, con gorra, en pleno ejercicio de domesticación equina de su papá. El perfecto poilimorfo adopta distintos modos de actuación dependiendo de las circunstancias familiares en las que trabaja. Por lo general, creerá siempre ser el centro del mundo. A esa tarea contribuirán desinteresadamente no sólo su papá y su mamá, sino sus tías y tíos, primos y primas y abuelas y abuelos que, inevitablemente, proyectarán en el perverso todo género de frustraciones. La creación del perverso polimorfo es pues una terea colectiva. Si, además, creamos un perverso con gorra, estamos poniendo las bases del futuro macarra irredento que tanto abunda en nuestras aulas y plazas, porque el símbolo de la gorra es el símbolo de pertenencia de clase que arrastrará durante toda su vida, incluyendo el bachillerato y todos los cursos de formación profesional imaginables, en una sociedad como la nuestra que cuida tanto la formación de las personas como seres humanos propiamente dichos.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

.

Tener la palabra

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 14 octubre, 2011

.

.

Tener la palabra

La palabra que sale de abajo, que brota. O la palabra que cae. O la palabra que es dicha para la vida. O la palabra que viaja. O la palabra bajo coacción. O la palabra que es escrita. O la palabra a palabra. O la palabra que amamos. O la palabra que es caricia. O la palabra que es garfio. O la palabra que ha estado escondida. O la palabra que es sueño. O la palabra que es seda.  O la palabra bajo juramento. O la palabra que es para dar. O la palabra que es bálsamo. O la palabra que es puente en el aire. O la palabra que es un hilo de luz. O la palabra que es libre. O la palabra que es canto. O la palabra que es muerte.

Juan Yanes  

.

.

.

.

.

.

.

Prejuicios gastronómicos

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 13 octubre, 2011

.

Prejuicios gastronómicos (I)

No me gusta nada la forma que tiene de mirar a mi perro el cocinero del restaurante chino de la esquina.

.

.

Prejuicios gastronómicos (II)

He observado, con inquietud, que el cocinero del restorán chino de la esquina, mira raro también a otros perros.

.

.

.

Prejuicios gastronómicos (III)

¡Estoy alarmado!¡El cocinero del restaurante chino de la esquina, tiene un interés morboso por los gatos! Lo cogieron hacieno pintadas que decían, ¡miau!

.

.

.

.

.

.

.

.

Éventail

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 12 octubre, 2011

.

.

.

.

.

.

.

El currículum del Premio Nobel

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 11 octubre, 2011

Foto de Fotos: Portada de la Revista Esquire, nº 44

.

.

El currículum del Premio Nobel

¿Se acuerdan de este tipo, verdad? El Sr. Henry Kissinger, el factótum de la política más ultraderechista y agresiva de los USA del Norte de los años 60 y 70, que utilizaba como arma negociadora la razón de la fuerza, aunque se fabricó una imagen de gran negociador y estratega. Bien pues este señor -Secretario de Estado de los Estados Unidos y Consejero de Seguridad Nacional- no puede salir de Estado Unidos por temor a que cualquier juez lo detenga por colaborar u organizar matanzas de personas en medio mundo. ¿Qué prestigio puede tener un premio como el Nobel que es capaz de galardonar a personajes con un curriculum como el que aparece a continuación? Porque Henry Kissinger actuó en:

  • Camboya y a Laos: Kissinger es responsable directo del bombardeo secreto y generalizado de los USA a Camboya y a Laos. El bombardeo del Vietnam del Norte. La invasión, en 1970, de Camboya que posibilitaron la aparición de los Khmer Rojos y Pol Pot. La guerra en Vietnam le costó a los estadounidenses 30,000 muertos y a los vietnamitas 1 millón de vidas. Kissinger es responsable de que la guerra se porlongara durante más de siete años.
  • Participó en el golpe de estado de Chile y de Uruguay. En Chile, Kissinger supervisó los planes de la CIA para dirigir el golpe militar de 1973 que terminó con el asesinato de Salvador Allende, presidente socialdemócrata electo, y 20,000 otros chilenos. Kissinger llegó a decir que “No veo por qué tenemos que quedarnos con los brazos cruzados mientras un país se vuelve comunista debido a la irresponsabilidad de su pueblo”.
  • En Argentina,Kissinger respaldó el golpe de estado de 1976, que estableciera la dictadura militar, la cual hizo que “desaparecieran” 30 mil personas.
  • Organizador de la Operación Condor. Kissinger aprobó la política, puesta en práctica por todo el continente americano, de asesinar a izquierdistas. Las juntas militares de Chile, Argentina, Brasil, Bolivia y Paraguay participaron en la caza.
  • Apoyó el régimen indonesio del general Suharto que fue acusado del genocidio contra la población de Timor Oriental. Kissinger y Ford visitaron a Suharto, en la víspera de su invasión de Timor Oriental, y la masacre de 200,000 opositores políticos.
  • En Bangladesh: Kissinger autorizó el golpe de estado militar en Pakistán por el general Yahya Khan en 1971, así como también intentos sangrientos—aunque no exitosos—para suprimir la rebelión del pueblo bengalí en lo que antes se conocía como Pakistán Oriental.
  • En Grecia, Kissinger mantuvo estrechísimas relaciones con el régimen de la tortura de los coroneles griegos que se apoderaron del país en 1967.
  • El Oriente Medio, Kissinger dio su respaldo al enorme rearme del gobierno de Israel luego de la Guerra Árabe-Israelí en 1973. Su celebrada “diplomacia ómnibus” fue en realidad la primera etapa en hacer que los árabes abandonaran a los palestinos e hicieran la paz con el sionismo.

Por estos hechos, son muchas las voces que piden que se juzgue a este señor por crímenes contra la humanidad y sea desposeído del Premio Nobel de la Paz. (Estos datos los he tomado de varias páginas web de la red).

.

.

.

.

.

.

.

¡Silencio!

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 10 octubre, 2011

.

.

¡Silencio!

Esta mano está pensando

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

Alienación

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 10 octubre, 2011

.

.

Alienación

Entonces me di cuenta de que durante toda mi vida había sido una pieza de algún engranaje de la gran máquina.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

.

Desvanecimiento de la carne

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 9 octubre, 2011

.

.

Desvanecimiento de la carne

No me gusta verte así, etérea, difuminada, impalpable, gaseosa.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

Contradicho

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 9 octubre, 2011

.

.

Contradicho

Resultó que el capitalismo no era un tigre de papel. Era un tigre de verdad.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

Isla desierta

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 8 octubre, 2011

.

.

Isla desierta

Capacidad: monoplaza.

Dimensiones: la dimensión del deseo, enorme, desproporcionado

Tipo de suelo: piedra ergonómica

Ingesta diaria: pescado, lapas, cangrejos, burgados, algas.

Índice de ruido: silencio, 0 decibelios. Pisadas, 10 decibelios. Hojas de los árboles en movimiento, 20 decibelios. Conversación en voz baja, 30 decibelios. Aspiradora, 90 decibelios. Motocicleta con tubo de escape, 100 decibelios

Deportes de riesgo: baño entre tritones en las profundidades marinas

Flujo lumínico: 15 horas de insolación diaria

Servicio de lectura: por cuenta del visitante

Servicio de transporte: ballena de Jonás (dos veces al día)

Coeficiente poético: máxima soledad sonora.

Índice de regodeo: ajuste cualitativo: qué descansada vida la que huye del mundanal ruido y sique la escondida senda…

Efectos colaterales de la estancia: terapia total

Coste: cero €

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

.

Ellos creen en la belleza (III)

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 7 octubre, 2011

.

.

Ellos creen en la belleza (III)

Sólo es arte lo que yo entiendo que es arte. Sólo es ciencia lo que los científicos dicen que es ciencia. El arte está en el ojo del que mira, no en el objeto que es mirado. Hay una visión subjetiva del arte y también una visión hipersubjetiva de lo que es la belleza… Algo de razón piensa ella que tienen los subjetivistas, después de tantos siglos de despotismo del canon, de esa mirada extrovertida, autoritaria, impuesta de forma arbitraria. Es el movimiento pendular. De todas formas, sólo se entiende el arte moderno si se interroga al artista que produce una obra. Sin la perspectiva del autor no podemos comprender el arte contemporáneo. La palabra ha crecido junto a la obra. Es imposible comprender el ya viejo suprematismo sin escuchar lo que dicen los suprematistas, sin leer sus manifiestos, sin comprender el significado de sus propuestas artísticas en el contexto de las otras corrientes, frente a las que ellos mismos se afirmaron. El contemplador del arte contemporáneo no puede ser un sujeto pasivo. Tiene que acceder a la comprensión y a la contemplación a través del estudio, de la lectura, de la reflexión. Se acabó la simple intuición iletrada, la pasividad, el arte para analfabetos.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

.

Ellos creen en la belleza (II)

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 5 octubre, 2011

.

.

Ellos creen en la belleza (II)

Ella recuerda las palabras de su malogrado profesor Áleson: «no existe nin­gún núcleo de cua­lidades, que puedan ser considera­das como propiamente huma­nas, que tengan validez universal. Cada sociedad y cada grupo so­cial define de modo particular la frontera entre lo valioso y lo no valio­so, lo que es la persona y lo que no es la persona, lo que es normal y lo que es patológi­co». Ella piensa en los epígonos de Policleto de Argos diseminados por todas partes inoculando el veneno de la objetividad de la belleza… Ella sigue pensando. Y si las personas no tienen naturaleza sino historia, es imposible que exista una idea universal y preexistente de belleza. La idea de belleza la ha construido y destruido cada sociedad a lo largo del tiempo. De un tiempo peculiar porque no cree que todas las sociedades hayan construido ideas entorno a la belleza.

Juan Yanes

.

Fotografías sacadas en el Parque García Sanabria de S/C de Tenerife

.

.

.

.

.

.

.

Ellos creen en la belleza (I)

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 4 octubre, 2011

Fotografía de un verode, planta endémica de Canarias

.

.

Ellos creen en la belleza (I)

Él, cree que la belleza es un atributo objetivo de determinados objetos. Por lo tanto, cree que existe un canon, una norma, un criterio o conjunto de criterios externos que nos dicen qué es lo bello y qué no lo es. Haciendo una pirueta sobre la dudosa objetividad de la historia de la estética, esta es la concepción objetiva del arte: orden, proporción, equilibrio, armonía, regularidad. La ruptura de la frontalidad en el quiasmo del Diadúmeno; La mirada perdida del Doríforo; La reflexión del musculado Discóforo antes de lanzar el disco; la armoniosa contención de la Venus de Milo o de la Afrodita de Capua. Policleto, Fidias, Mirón, Praxíteles, Lisipo. El, tiene una concepción esencialista de la belleza. La belleza que fabricamos las personas es un pálido remedo de la BELLEZA, una idea, una esencia intangible, eterna, inalterable, universal. Ella cree, sin embargo que el canon clásico de la belleza es uno de los grandes fraudes de la historia de la humanidad. Ella piensa que la belleza forma parte de la construcción social de la realidad.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

Penúltima palabra

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 3 octubre, 2011

.

.

Penúltima palabra

Ancho el amor y el dolor largo

Blas de Otero

.

.

.

.

.

.

.

La vida es una jeringa

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 2 octubre, 2011

.

.

La vida es una jeringa

El que viva entre los hombres será jeringado inmediatamente, si quiere evitarlo se habrá de ir a vivir a los montes, y cuando esté allí, conocerá también que esto de vivir es una jeringa.

Francisco de Goya

.

.

.

.

.

.

.

.

San Petersburgo/Anna Ajmátova

Posted in Sin categoría by Juan Yanes on 1 octubre, 2011

.

.

San Petersburgo/Anna Ajmátova

El blanco y el amarillo de San Petersburgo. Limpísimas líneas de edificios y avenidas. Bajo la pulcritud del césped de los parques, dos millones de muertos del último asedio. Y en un rincón, la memoria del sufrimiento inabarcable de Anna Ajmátova.

Juan Yanes

.

Vista de la ciudad de San Petersburgo

.

.

.

.

.

.

.